Protesta de los trabajadores frente a la planta de Alcoa en San Cibrao (Lugo) / Eliseo Trigo (EFE)

Alcoa prepara el cierre de una de sus dos plantas de Lugo

Con la fábrica de Aluminio y quinientos empleos en el aire, Alcoa aborda con la plantilla de San Cibrao medidas de calado ante una situación "insostenible"

Bomba en A Mariña. Alcoa prepara el cierre de una de sus dos plantas de A Mariña, la de aluminio, que acumula pérdidas y sigue a la espera del estatuto electrointensivo. El cierre conllevaría el despido de medio millar de trabajadores que emplea la planta de forma directa. La caída de precios en los mercados internacionales también ha jugado en contra.

Una hora antes de la reunión de este jueves en Lugo está citado en Madrid el comité europeo de Alcoa, al que se le comunican previamente estrategias de impacto en el grupo, lo que no indica nada bueno.

Nueva estrategia

El presidente del Grupo Alcoa en España, Álvaro Dorado, ha convocado este jueves a los trabajadores de la planta de San Cibrao, en Cervo, para abordar medidas ante la situación "insostenible" de la fábrica de aluminio.

En el escrito de convocatoria a la representación de los trabajadores, la dirección señala que se va a informar de "las medidas que están siendo consideradas por el grupo, incluyendo medidas laborales". Oficialmente, no hay todavía cierres, pero ya ha trascendido el de la planta de Aluminio.

Período de conversaciones

Con todo, el grupo asegura que el encuentro no se realiza para "iniciar formalmente ningún procedimiento legal oficial", sino que se busca abrir "un periodo de conversaciones informales para explicar en detalle la situación actual, sus causas y para discutir alternativas y medidas sin la presión del plazo legal".

La cita será a partir de mediodía en un restaurante de Lugo. La empresa facilitará a los representantes legales de los trabajadores los medios de transporte para desplazarse al lugar de la reunión.

Parar las cubas electrolíticas

La pasada semana, el comité de empresa de Alcoa San Cibrao y la Xunta urgieron al Gobierno medidas para conseguir un precio competitivo para empresas electrointensivas. El Ejecutivo gallego alertaba de riesgo de "desmantelamiento" de la industria del aluminio si no hay actuaciones inmediatas.

Los trabajadores muestran su preocupación después de que la multinacional adoptase la decisión de parar las cubas que lleguen al final de su vida útil sin realizar el rebrascaje para su posterior arranque. Además, se quejaban de que siguen "sin respuesta" por parte del Ministerio de Industria a las dos solicitudes de convocatoria de la mesa multifuncional de Alcoa San Cibrao.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad