Protesta de los trabajadores frente a la planta de Alcoa en San Cibrao (Lugo) / Eliseo Trigo (EFE)

Alcoa entra en situación crítica en Lugo: perderá más de 90 millones

El presidente de la multinacional en España traslada a la plantilla que las pérdidas se agravan y que ascenderán a 46 millones por planta

De nuevo, alarma en la factoría de Alcoa en San Cibrao (Lugo). Los sindicatos indican que el presidente de la multinacional en España, Álvaro Dorado, ha reconocido en una reunión telemática con los representantes de los empleados que la situación de la factoría “es crítica”. Tanto, explican, que prevén acabar el año con pérdidas de 50 millones de dólares (unos 46 millones de euros) en cada planta. Esta previsión agrava la que ya había realizado la compañía semanas atrás, en la que estimaba números rojos de 85 millones, acumulados entre las plantas de aluminio y alúmina.

Según los sindicatos, la crisis que atraviesa el complejo lucense, motivado en gran parte por los precios de la energía y, en contraposición, la caída del precio y la demanda del aluminio, es el principal problema. La situación llevó a la multinacional americana a decidir no realizar el proceso de rebrascaje de las cubas, que consiste en la reparación de aquellas unidades que han llegado al final de su vida útil. Esta decisión, según defienden los trabajadores, supuso de facto la activación de ERTEs que afectan a más de 50 personas de dos empresas auxiliares de Lugo.

Alcoa mantiene su posición

Siempre según la versión de los sindicatos, Alcoa defiende que “las medidas adoptadas en las plantas a nivel global son debidas a la necesidad de paliar el impacto de la crisis provocada por el Covid-19” y “mantener la liquidez”.  La compañía no da marcha atrás en su actuación respecto a las cubas, a pesar de que la Xunta se comprometió a “apoyar la inversión del gas con un 30% del coste total”, según precisa el comité, lo que supondría un ahorro mayor al de la medida anunciada.

La multinacional también lamentó “la falta de compromiso” del Gobierno para lograr un marco energético estable y competitivo, una demanda que viene de años atrás y que debería tomar forma con la aprobación del estatuto del consumidor electrointensivo. El precio eléctrico hace que la producción de aluminio en la planta lucense sea “inviable”, según advirtió hace tiempo Alcoa y reiteran los sindicatos.

Los trabajadores critican el “desprecio” del Gobierno

El órgano de representación de los trabajadores opina que tanto el Gobierno como la aluminera le han vuelto a dar la espalda a la fábrica de San Ciprián y acusa a la multinacional de "falta de compromiso" con los propios empleados de la factoría, tanto con los de plantilla, como con los temporales y con los de empresas auxiliares.

En cuanto al Gobierno, opina que "demuestra su desprecio hacia la industria al no tomar ninguna medida que regule el precio de la energía".

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad