stop

La compañía cierra uno de sus ejercicios más convulsos con 23 millones en pérdidas, tras bajar la persiana en 33 tiendas

en A Coruña, 28 de abril de 2017 (11:44 CET)

Adolfo Domínguez regresa a los números rojos en el año que transformó su cúpula directiva, con la salida de varios consejeros y del equipo de Estanislao Carpio, y el regreso del modisto ourensano al modelo tradicional de la textil, con él al volante de la empresa. La compañía registró 23 millones en pérdidas, frente a los beneficios de 7,7 millones del curso anterior.

La abultada caída en el resultado se explica por los extraordinarios que ingresó Adolfo Domínguez en 2015, cuando vendió por 45 millones un edificio en Paseo de Gracia. Esa operación le había permitido entrar en beneficios. Sin embargo, en lo que afecta a la rentabilidad del negocio, estaba y está en pérdidas, aunque en 2016 se redujeron respecto al año anterior. Es la misma tendencia que muestra el ebitda, con un resultado negativo de 8,7 millones, frente a los 17,8 millones en números rojos del curso precedente. 

Adolfo Domínguez llegó a contar con 721 tiendas en 2011. Desde entonces ha cerrado 210 establecimientos

En el último ejercicio, la compañía redujo su red en 33 establecimientos, pasando de los 544 puntos de venta que tenía a cierre de 2015, a contar actualmente con 511. Sin embargo, logró mantener más o menos estable la plantilla e incrementar la facturación, o lo que es lo mismos, vender más con menos tiendas. Alcanzó una cifra de negocio de 110,2 millones, frente a los 105,7 millones de 2015.

Las aperturas selectivas de la compañía están muy centradas en el mercado internacional, con especial empuje en Latinoamérica. El vuelco en los últimos años es evidente si se tiene en cuenta que el 45% de los puntos de venta están en territorio foráneo, cuando en 2012 suponían solamente el 36%.

Adolfo Domínguez llegó a contar con 721 tiendas en el ejercicio de 2011. Desde entonces ha cerrado 210 establecimientos.  

Hemeroteca

Adolfo Domínguez
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad