stop

Audasa abre un contencioso contra Fomento para tumbar la rebaja del 0,37% en la tarifa de los peajes de la AP-9 aplicada a comienzos de año

en A Coruña, 13 de abril de 2017 (05:00 CET)

Durante la crisis económica, la concesionaria de la AP-9 fue foco de polémica por dos motivos fundamentales. En primer término, el progresivo encarecimiento de los peajes bendecido por Fomento, aplicando subidas en 2009 y 2010, que continuaron por el incremento del IVA del Gobierno de Mariano Rajoy y la actualización del IPC. En conjunto, más de un 20% aumentaron las tarifas en los años duros de la recesión.

En segundo lugar, por los embotellamientos en los peajes producidos en época estival. La Xunta echó leña al fuego, reclamando una mejor gestión y, finalmente, la transferencia de la titularidad el vial al Gobierno gallego, medida que apoyó de manera unánime el Parlamento.

Superada la etapa de recesión y con las cifras de Audasa en plena remontada, la concesionaria ha iniciado una pugna con Fomento por la casi imperceptible rebaja en las tarifas del 0,37% que se aplicó para este ejercicio y que entró en vigor el 1 de enero. La concesionaria ha iniciado un contencioso administrativo contra el departamento que dirige Íñigo de la Serna fundamentándose en un convenio suscrito en 2013.

La concesionaria repercutirá sobre las tarifas las obras de la AP-9 en Rande y Santiago a partir del próximo año

El consejo de Audasa tomó la decisión de recurrir la revisión de precios a finales de enero, al entender “que no se ajusta al ordenamiento jurídico, entre otros motivos, por no contemplar la procedente actualización extraordinaria de tarifas a que se refiere el convenio aprobado por Real Decreto 104/2013”.

Dicho convenio se acordó para bonificar los peajes entre Pontevedra-Vigo, Pontevedra-O Morrazo, Pontevedra-Vilaboa y Rande-Vigo, de manera que los vehículos que utilizaran el telepeaje e hicieran el viaje de ida y vuelta en el mismo día pagarían la mitad de la tarifa ordinaria. Es decir, el viaje de vuelta es gratuito.

El acuerdo entre Fomento y Audasa especificaba que “el 75% del importe bonificado en el recorrido de vuelta será objeto de reequilibrio económico financiero”, para lo que Fomento debe compensar a la concesionaria por los descuentos realizados. La medida compensatoria establecida era una “actualización extraordinaria de tarifas”, que es la que ahora reclama Audasa a través de un contencioso administrativo presentado el pasado 21 de febrero.

Fomento debe compensar a la concesionaria de la AP-9 por los descuentos en los peajes entre Vigo y Pontevedra

La compensación se fija sobre el 75% porque en el momento en el que se aprobó el convenio, la compañía ya estaba aplicando un 25% de descuento en el trayecto en base a su propia política comercial. Fomento llegó a un acuerdo para ampliar la bonificación a cambio de que las arcas públicas asumieran el coste.

De salir victorioso el recurso planteado por Audasa, podría poner fin anticipadamente a los dos años de leves rebajas en los peajes de la AP-9. A partir del próximo año, la concesionaria repercutirá en las tarifas las inversiones realizadas en el vial en Rande y Santiago.