stop

La Xunta rechaza subir los peajes de la AP-9 hasta concluir las obras en el vial, pero admite que está prevista en el convenio que firmó José Blanco

Economía Digital Galicia

La concesionaria de la AP-9 incrementó facturación y beneficios en 2016. En la imagen, el vial a su paso por Rande / EFE

Hemeroteca

Audasa (AP-9)

en A Coruña, 18/04/2017 - 18:06h

La Xunta rechaza de plano la subida de peajes que reclama Audasa en la AP-9, la principal autopista de Galicia. El vial acumula dos años reduciendo de manera ligerísimas las tarifas, que llegaron a incrementarse más de un 20% durante la crisis económica. La concesionaria inició un contencioso administrativo con Fomento para tumbar la rebaja aplicada a comienzos de este año, del 0,37%, pues a su juicio, es exigible que se repercuta en las tarifas los costes derivados de las obras de Rande y Santiago para la ampliación del vial y los descuentos aplicados en determinados tramos del área de Vigo y Pontevedra.

El Gobierno gallego ha respondido a esta reclamación, que asciende a 114,7 millones, que no debe aplicarse una subida de peajes antes de que finalicen las obras de ampliación y sin que se haya cuantificado y justificado la inversión acometida por la concesionaria, que lanzó emisiones de bonos para financiar la obra.

Pese a todo, reconoce la Xunta que la actualización extraordinaria de tarifas para compensar a Audasa está reconocida en los convenios firmados por el Gobierno de Rodríguez Zapatero, siendo ministro de Fomento, José Blanco. Como avanzó este medio ya en 2014, Audasa logró el reconocimiento de compensanciones y su repercusión sobre las tarifas de los peajes tanto para las obras como para los tramos bonificados.