stop

Zara acaba de inaugurar en Madrid la tienda más grande del mundo, un título efímero que, como pasó con las otras, podría no tardar en perder

A Coruña, 08 de abril de 2017 (09:18 CET)

El 9 de diciembre de 2010 fue una fecha histórica para Inditex. Ese día, Zara inauguró en el Palazzo Bocconi de Roma la que por entonces era su mayor tienda en el mundo, la número 5.000 del grupo y una de las primeras en implantar el modelo de tienda ecoeficiente. Este viernes, casi siete años después, ese establecimiento de 5.260 metros cuadrados se ha quedado 'pequeño' en relación a la nueva tienda inaugurada en el paseo de la Castellana de Madrid, en pleno distrito financiero de Azca.

Con sus más de 6.000 metros cuadrados repartidos en las seis plantas del edificio anteriormente ocupado por Fnac y Habitat, propiedad de Amancio Ortega, la apertura de la nueva tienda de Zara ha supuesto desbancar en apenas tres años a su vecina de la calle Serrano, en la conocida como 'Milla de Oro' madrileña, como el establecimiento de la multinacional textil más grande de España. De hecho, será el más grande del mundo.

Zara: La tienda del paseo de la Castellana desbanca a la de Serrano como la más grande de España

Pero la inauguración también ha eclipsado el estreno de otra 'flagship' de referencia: el Zara Opera en París, con una nada desdeñable superficie de 4.000 metros cuadrados, que deja en anécdota los 1.300 de la tienda de los Campos Elíseos de la capital francesa, hasta ahora la referencia.

En los últimos años, la compañía ha aprovechado la presentación de resultados para comunicar la apertura de su siguiente 'flagship'. En 2016, el anuncio tuvo especial significación, pues se trataba de la primera gran tienda de Zara en A Coruña –alrededor de 5.000 metros cuadrados–, la misma ciudad en la que comenzó en 1975 con un pequeño comercio en la calle Juan Florez. Respecto a aquella época, las cosas han cambiado mucho.

Barcelona llama a la puerta

El reinado que este viernes estrenó la tienda de Castellana podría espirar en cuestión de meses, si se concreta el proyecto para ampliar el Zara de la esquina de Paseo de Gracia con Gran Vía en Barcelona, que cuenta con 2.500 metros y que podría ganar otros 4.000 metros con el local del antiguo cine Novedades.

En Europa, además de las de Roma y París, destacan las tiendas Oxford Street, en Londres; la de Toison D'or, en Bruselas, con más de 4.000 metros cuadrados; los 3.000 de la de Ámsterdam, o los 3.500 de la de Vladivostok, en Rusia. En América, por su parte, la más grande de Estados Unidos es la situada en el 222 de Broadway Avenue. Antes lo era la icónica de la Quinta Avenida de Nueva York, con más de 3.500 metros cuadrados, misma superficie que tiene la de Montevideo, en Uruguay, considerada la mayor de Sudamérica. En los próximos años, Asia y Oceanía empezarán a sumar megatiendas a este listado.

Y es que crecer en el mercado asiático es una de las ambiciones del grupo que preside Pablo Isla y que, a pesar del menor ritmo de aperturas, sigue manteniendo velocidad de crucero para ganar superficie comercial. Su política: más concentración, menos tiendas, pero mucho más grandes. Con ello pretenden dar mayor visibilidad y mejorar la experiencia de compra de los clientes, sin olvidar que el entorno digital sigue ganando adeptos.

 

Zara de Castellana, en Madrid
Zara en la calle Serrano de Madrid
'Flagship' de Zara en la calle Compostela de A Coruña
El Zara de Roma era en 2010 el más grande y moderno del mundo
Zara de Bruselas
Zara de Oxford Street, en Londres
Tienda de Zara en el corazón financiero de Nueva York