stop

El presidente de Inditex, Pablo Isla, rechaza en dos ocasiones desvelar las ventas del grupo a través de la web, pero admite una alta rentabilidad en el canal

Rubén Rodríguez

Pablo Isla, presidente de Inditex, defendió que la llegada de Donald Trump a la presidencia no altera los planes de expansión de Inditex en Estados Unidos / Cabalar (EFE)

Hemeroteca

Inditex

en A Coruña, 16 de marzo de 2017 (04:41 CET)

A Inditex le va mejor en la venta on line que a Mercadona. Pablo Isla, el presidente de la multinacional gallega, rechazó en dos ocasiones desvelar el dato de facturación de la compañía por este canal, a pesar de la insistencia de los periodistas. De las ventas por Internet solo se conocen estimaciones en base a los resultados de las sociedades que gestionan la comercialización on line, como Fashion Retail o ITX Fashion. Expansión calculó a finales del año pasado que, en conjunto, superaban los 1.100 millones.

Con un discurso pulcro, Isla expuso que Inditex concibe su despliegue global de una manera integrada, que aúna los establecimientos físicos y la tienda on line, por lo que no procede desagregar los datos. “En el 50% de los pedidos on line, el cliente recoge el producto en la tienda”, puso como ejemplo el presidente de la multinacional.

Isla reconoce que la rentabilidad de la venta on line es equiparable a la de la venta física

Sin embargo, apuntó que es un canal "rentable". "Nuestra actividad on line no tiene márgenes inferiores a la rentabilidad de nuestra actividad normal”, dijo el directivo. El margen bruto sobre ventas en el pasado ejercicio se situó en el 57%.

La expansión de la venta por Internet coincidió con un fuerte crecimiento en las ventas de la multinacional, generando expectación sobre su contribución a los resultados. Este año, Inditex pondrá en marcha tiendas on line en Malasia, Singapur, Tailandia, India y Vietnam, algunas de ellas ya operativas. “En Vietnam hay un interés máximo por la moda”, apuntó Pablo Isla sobre un mercado en el que la compañía entró a finales del año pasado con la apertura de su primer Zara.

Tiendas cada vez más grandes

Isla anunció un ejercicio de fuerte "dinamismo" e importantes "inversiones" en tiendas, logística y teconología, hasta superar los 1.400 millones. Es un plan que ni Donald Trump ni el brexit alteran. El presidente de Inditex insistió en que la compañía confecciona su estrategia a medio y largo plazo, y son contadas las ocasiones en las que un acontecimiento obliga a modificarla. 

La propia estructura global de Inditex, apuntó Isla, les permite detectar oportunidades de crecimiento. En España, estas pasan por la apertura de macro tiendas "flagship", en "ubicaciones cada vez más significativas", que están reemplazando a establecimientos de menor tamaño. Inditex gana superficie comercial mientras rebaja su número de tiendas. Un ejemplo es el Zara más grande del mundo que abrirá sus puertas en Madrid el próximo 7 de abril. 

Inditex pagó un 24,7% por el Impuesto de Sociedades

La sostenibilidad, el empleo, el impacto económico de Inditex y su contribución fiscal protagonizaron el discurso de Pablo Isla en la presentación de resultados. Tras las acusaciones de elusión fiscal de Los Verdes en el Parlamento europeo, el presidente de la multinacional gallega apuntó que Inditex pagó una tasa efectiva del 24,7% por el Impuesto de Sociedades. “Esto viene siendo así en los últimos cinco años”, dijo Isla, donde la media se sitúa en el 26,38%. La compañía aporta el 2% de la recaudación total del Estado por este impuesto, algo excepcional, según valoró el directivo.

También apuntó que España absorbe “cerca del 50%” de la contribución fiscal de Inditex, que aportó el año pasado 1.616 millones.

Inditex ha pagado 20.000 millones en los últimos cinco años a sus proveedores españoles

Para remarcar este impacto positivo, Isla señaló que unos 7.500 proveedores facturaron a la compañía 4.629 millones de euros, 500 millones más que en el ejercicio anterior. Según los cálculos de la compañía, ha pagado en los últimos cinco años 20.000 millones a empresas españolas.

Los trabajadores de Inditex cobrarán un extra de 600 euros en abril

Pablo Isla anunció el reparto de 42 millones de euros entre los trabajadores de Inditex en cumplimiento del plan anunciado hace dos años por la compañía para que la plantilla participe de los beneficios del grupo.

Este plan reparte el 10% del incremento de las ganancias entre los empleados con más de dos años de antiguedad en la multinacional. Aunque correspondería distribuir 28 millones, el consejo de Inditex decidió aportar otros 14 millones más. De esta manera, los empleados españoles recibirán, de media, un extra de 600 euros el próximo mes. Isla avanzó que este plan de participación de los trabajadores de los beneficios se aplicará también en 2017 y 2018.