stop

Tras una reunión de casi doce horas, Inditex alcanza un preacuerdo con los trabajadores de Meco y frena la protesta ante el Zara más grande del mundo

Rubén Rodríguez

Inditex alcanza un acuerdo a última hora para frenar las protestas en Madrid. En la imagen, protesta de los trabajadores de la plataforma logística de Zara en Madrid / UGT

Hemeroteca

Inditex Zara

en A Coruña, 05/04/2017 - 05:00h

La décima reunión entre los trabajadores del centro logístico de Zara en Madrid y la dirección de Inditex comenzó a las diez de la mañana y concluyó a las diez de la noche, mediando en el maratón negociador siete recesos. La multinacional convocó el encuentro después de que el comité de empresa, formado por CC.OO., UGT y el Sindicato Libre de Trabajadores de Madrid, rompiera las negociaciones para pactar las condiciones laborales de los próximos tres años el pasado viernes, debido a la larga distancia que mediaba entre las reivindicaciones de la plantilla y la propuesta de la compañía.

El sábado, la dirección de la plataforma logística convocó una nueva reunión de urgencia para este martes, a tres días de la inauguración del Zara más grande del mundo en Madrid. Ese mismo sábado, los sindicatos azuzaban a la plantilla para protestar en la puesta de largo del establecimiento, el viernes 7 de abril. Cientos de trabajadores protestando en el estreno más importante del año en España para una tienda de la multinacional gallega fue órdago en toda regla para el equipo de Amancio Ortega.

 

Protesta inditex

Imagen con la que UGT convocaba a la plantilla de Meco a protestar en el estreno del Zara más grande del mundo

 

A última hora del martes, tras una negociacion que los sindicatos definieron como "dura",  se alcanzó un preacuerdo con el comité de empresa. Deberá ser ratificado por la plantilla en los próximos días. Inditex no ofrece datos de la negociación de los convenios hasta que no están firmados y los sindicatos tampoco quisieron comunicar los detalles del preacuerdo a la plantilla hasta este miércoles.

El pacto establecerá, en todo caso, una subida salarial próxima al 12% para los próximos tres años al millar de trabajadores que operan en la plataforma logística. Fijará el compromiso de la empresa para reducir la temporalidad, que hasta la fecha se situaba en 50 nuevos indefinidos este mismo ejercicio, pero que los sindicatos demandaban elevar, como mínimo, hasta el centenar. El preacuerdo incluye algunas de las medidas ya pactadas en las reuniones previas, como la ayuda que da Inditex para material escolar por hijo, acordada en 120 euros; la ayuda para guardería, fijada en 160 euros; o los préstamos a la plantilla, que serán de hasta 7.000 euros a devolver en un periodo de 60 meses. Los principales puntos de discrepancia, además de la subida salarial, eran los turnos de fin de semana y los plus vinculados a las horas de tarde. Los sindicatos reclamaron reiteradamente mejoras en la conciliación.

Inditex pretende sacarle el máximo partido a Meco para poder gestionar el éxito de Zara, mientras planea la ampliación del centro logístico

De ratificarse el preacuerdo, Inditex habrá renovado los convenios de Stradivarius, Massimo Dutti (ambos en Barcelona) y Cabanillas (Guadalajara), hasta 2019; y los de las fábricas (A Coruña y Ferrol), los armarios de Zara en Arteixo y Meco y el de Leon, que gestiona las devoluciones de las cadenas, hasta 2020. En el caso de Meco, la negociación coincidió con el décimo aniversario de la plataforma logística, que se inauguró el 26 de marzo de 2007.

Las conversaciones han estado marcadas por la vocacion de Inditex de sacar el máximo provecho al armario madrileño, incluyendo incluso un nuevo turno. El crecimiento de la compañía obligó en su momento a trasladar carga de trabajo entre los distintos engranajes de Zara, que despliega sus centros logisticos en Arteixo, Madrid y Zaragoza. En la presentación de resultados de la compañía, Pablo Isla declinó pronunciarse al respecto, pero todo apunta a que Inditex tiene en la agenda la apliación del centro logístico madrileño.