El conselleiro de Economía, Francisco Conde
stop

El Gobierno gallego prevé aprobar en octubre una ley con incentivos fiscales para facilitar la ubicación y desarrollo de empresas en Galicia

A Coruña, 28 de julio de 2017 (05:55 CET)

La Xunta trata de contener la hemorragia de empresas que cruzan la frontera para instalarse en Portugal. El último movimiento del Gobierno gallego será presentar en el Parlamento una proposición de ley que incluirá incentivos fiscales y medidas liberalizadoras para posibilitar la ubicación y desarrollo de empresas en Galicia y que podría estar lista para el mes de octubre.

El conselleiro de Economía, Francisco Conde, ha explicado que el “principal principio de actuación de la ley” pasa por favorecer “la puesta en marcha de nuevas iniciativas” con el fin de que la Xunta sea “una Administración facilitadora”. Para ello, se centrará en tres grandes “bloques”: el acceso al suelo empresarial; recortar los tiempos de la tramitación a la mitad; incentivos y medidas liberalizadoras centradas en los sectores eólico, forestal y del cooperativismo.

La Xunta busca fomentar la implantación de empresas en Galicia y consolidar la permanencia de las que ya están

La creación de un censo de suelo industrial es la medida más novedosa en el primero de los aspectos, junto con el pago aplazado y sin intereses en la compra de suelo empresarial, hasta un máximo de cuatro años (sin intereses). El otro eje de este primer punto es la oferta de parcelas en polígonos de titularidad autonómica en condiciones “mas ventajosas” para que “ningún proyecto se quede fuera”.

En lo que respecta a las medidas para recortar los tiempos de tramitación a la mitad, el conselleiro ha explicado que se hará mediante un “procedimiento único integrado”, que agrupa las evaluaciones ambientales y la información sectorial pertinente.

Menos carga impositiva

En el tercer bloque Conde ha desgranado el aspecto de los incentivos, ya que le ley apuesta por “reducir la fiscalidad empresarial” con dos medidas: reducir la carga impositiva y animar a los ayuntamientos a reducir la fiscalidad de las empresas en sus polígonos empresariales.

En concreto, Conde ha comentado que esto conlleva medidas específicas, no vinculadas a la reducción de la fiscalidad por parte de los ayuntamientos. Se trata, según ha aclarado, de “medidas específicas con órdenes de ayudas destinadas” a los consistorios que permitan “mejorar la competitividad de las infraestructuras y la oferta industrial”.

Sectores

Como tercer bloque el conselleiro ha señalado un paquete de “medidas liberalizadoras”, que busca flexibilización para las empresas de sectores como el eólico, forestal y del cooperativismo. En el caso del éolico, Conde apuesta por “ofrecer mayores garantías y mayor certidumbre” para su consolidación en Galicia. A ello, ha añadido la agilización de la tramitación administrativa para dar respuesta “en los plazos”.

En cuanto al sector forestal, ha remarcado la importancia de la industria de la madera, por lo que aboga por dar respuesta a 70.000 familias que viven de ello con dos iniciativas: facilitar la tramitación administrativa e impositiva de la actividad con la ventanilla única coordinada por la Consellería do Medio Rural y sustituir el proceso de autorización administrativo por el de comunicación previa para contar con más agilidad en las tramitaciones administrativas.

Por último, sobre el sector del cooperativismo, Francisco Conde ha defendido nuevas iniciativas y ha incidido en que se pasará de tres a dos el número mínimo de socios para constituir una cooperativa en Galicia.

Administración moderna

Con todo, Conde defiende "dar respuesta desde la Administración para que las empresas vean que es moderna y da respuesta para que ningún proyecto se quede en el cajón por problemas en la gestión". De este modo, buscan que la Comunidad gallega “pueda competir con otros países” y sea “más competitiva”.

Hemeroteca

Xunta
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad