Controles de la Guardia CIivil debido al cierre perimetral en Ourense. E.P.

¿Tiene tiempo Galicia para evitar el confinamiento domiciliario?

El Gobierno dará a las comunidades tres semanas para ver si sus limitaciones funcionan. ¿Cuánto tardó O Carballiño para rebajar su tasa contagios?

A partir de esta medianoche, el 60% de la población gallega se enfrenta a un nuevo endurecimiento de las medidas impuestas por la Xunta para frenar la ola de contagios del Covid-19 y reducir la presión hospitalaria. Además del cierre perimetral de hasta 60 concellos de la comunidad, las actividades no esenciales quedan restringidas, siendo en este caso la limitación más dura la que cae sobre la hostelería, que tiene que cerrar sus puertas, permitiéndosele, únicamente, la venta de comida para llevar o a domicilio. El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, indicó que el endurecimiento de las medidas de distancia social se adoptan con el objetivo de "salvar la Navidad" y evitar un confinamiento domiciliario, si bien en su comparecencia ante los medios este jueves, convino que no podía garantizar, en este momento, que las directrices adoptadas implicasen que los bares podrán volver a su actividad normal en el mes de diciembre.

El modelo adoptado por la Consellería de Sanidade se basa en buena medida en las restricciones que aplicó durante todo el pasado mes de octubre en Ourense y, más especialmente, en la comarca de O Carballiño. Allí, la fuerte subida de la presión asistencial y el aumento de los casos obligó a la administración gallega a decretar ya desde el 8 de mes pasado medidas de distanciamiento. Además, en el caso de O Carballiño, a partir del 22 de octubre se determinó un cierre de las actividades no esenciales. Según destacó el propio presidente gallego cuando anunció las nuevas imposiciones, que se activarán a partir de esta medianoche, con esas medidas, la comarca ourensana consiguió reducir la incidencia del virus a más de la mitad a 14 días y en un 75% a 7 días. La comarca de O Carballiño llegó a tener una tasa de incidencia de más de 800 casos por cada 100.000 habitantes.

No obstante, ¿cuál es el margen temporal que tienen para dar resultados las medidas adoptadas por Galicia? Según lo expuesto en el Diario Oficial de Galicia (DOG), las limitaciones se mantendrán, como mínimo, hasta el próximo 4 de diciembre. No obstante, y a respecto de las restricciones aplicadas en el conjunto de comunidades de España de forma indistinta, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha comentado que es necesario dar un margen de "dos o tres semanas" para comprobar su efectividad antes de analizar medidas más restrictivas, como es el caso de confinamientos domiciliarios. 

Horizonte a final de mes

Pero, ¿cuándo acaban las "dos o tres semanas" que marca el Gobierno de Pedro Sánchez? Todo depende del territorio en cuestión. "Hay que ser riguroso y darnos el tiempo suficiente para valorar que las medidas que se han implementado producen sus efectos", zanjó el ministro de Sanidad. "Y sabemos por experiencia que este tiempo necesario está entre dos y tres semanas, no antes. Se toma una medida el domingo y no se ven los resultados el martes siguiente", indicó este jueves, en una visita a Vigo.

En realidad, las medidas que adopta cada comunidad se basan en una serie de indicadores de riesgo, según los cuales cada territorio calcula el nivel de alerta en el que se encuentra. Estos indicadores están establecidos en el documento Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de Covid-19 que se aprobó por parte del Consejo Interterritorial el pasado 22 de octubre. A cada nivel de alerta le corresponde una serie de medidas, que han quedado compiladas en la Estrategia Nacional contra la covid-19, que el Gobierno presentó este miércoles a las comunidades.

Teniendo en cuenta que, por ejemplo, comunidades como Galicia, Cantabria, Murcia o La Rioja, anunciaron estos días un endurecimiento de las medidas, habrá que esperar a las dos últimas de noviembre para analizar la evolución de las mismas y ver si es necesario o no, ampliar las restricciones.

Los tiempos en O Carballiño

Con estas previsiones sobre la mesa, en dos semanas, y con el nuevo endurecimiento de medidas de Feijóo, ¿será posible comenzar a aplacar la expansión del virus?. Si se tiene en cuenta el modelo de O Carballiño, sería posible. Con el calendario en la mano, las restricciones de movilidad en O Carballiño comenzaron el pasado 14 de octubre (y ya anteriormente, el 8, las reuniones quedaron limitadas a solo personas convivientes). Sanidade decretó entonces que los ayuntamientos limítrofes de O Carballiño, Boborás y O Irixo quedaban confinados dentro de sus límites. Sin embargo, habría de pasar más de una semana, hasta el 22 de octubre para que, dado el alza de contagios (el pico tuvo lugar el día 20 de octubre) se decretase el cierre de la actividad no esencial. Desde esa fecha hasta el momento actual aún no han pasados dos semanas y, sin embargo, según los datos de la Xunta, la tasa de contagios ha descendido bruscamente.

Atendiendo a este modelo, Galicia podría alejar, al menos de momento, la sombra de un confinamiento domiciliario. Y es que, como en el caso de O Carballiño, aunque ahora se inicia el cierre de las actividades no esenciales, las siete ciudades gallegas ya llevan una semana aplicando limitaciones de movilidad (el día 30 fue cuando se activó el cierre perimetral). Por el momento, no obstante, los datos aún no revelan una mejoría, más allá de en las áreas sanitarias de Ourense y de Santiago, donde las limitaciones comenzaron antes.

Los datos en Galicia

También hay que tener en cuenta otro factor y es que Galicia ha endurecido de forma brusca sus medidas para frenar el Covid, presentando, no obstante, una tasa de incidencia por cada 100.000 habitantes y de presión asistencial mucho menor que otros territorios, como Madrid, que, por ahora, mantienen limitaciones más laxas.

Según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, la comunidad gallega tienen un tasa de incidencia del virus de 332 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que la medida estatal está en 527. El País Vasco, por ejemplo, anunció este jueves que también procederá a cerrar la hostelería a partir del fin de semana (sus municipios ya cuentan con cierre perimetral). Sin embargo,su tasa de incidencia, en este caso, es de de 686 casos a 14 días. El porcentaje de camas UCI ocupadas por Covid en Galicia es el 11,3%, la segunda menor tasa del Estado, aunque hace dos semanas era el 7,42%.

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad