Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo en una imagen de archivo

Sánchez ignora a Feijóo y activa una desescalada por provincias

El presidente de la Xunta pidió sin éxito que se tomaran como referencia las áreas sanitarias y se distinguiera entre rural y urbano en la desescalada

Pedro Sánchez ha anunciado una desescalada asimétrica que concluirá a finales de julio y tendrá como referencia territorial la provincia. Es decir, que las normas de las cuatro fases de la desescalada se aplicarán en toda la provincia, pero no necesariamente en la de al lado o en toda la comunidad autónoma. Factores como el impacto de la pandemia o la disponibilidad de recursos sanitarios decidirán el ritmo de cada territorio. El presidente del Gobierno admitirá excepciones en esta distribución a propuesta de las comunidades autónomas, que podrán solicitar la apertura de determinadas áreas o un mayor confinamiento en otras. Eso sí, para que se produzcan estas excepciones debe aprobarlo el Ministerio de Sanidad.

A la espera de que el BOE detalle más la desescalada y el papel que jugarán las comunidades autónomas, Sánchez dejó claro que el Ejecutivo mantendrá el mando durante todo el proceso a través del llamado Comité Técnico para la Desescalada, al que se incorpora la ministra de Trabajo, la gallega Yolanda Díaz.

La posición de Feijóo

El presidente del Gobierno responde a algunas de las propuestas de Alberto Núñez Feijóo, pero ignora una en la que había hecho especial hincapié el pasado lunes, la de no diseñar una desescalada por provincias, sino por áreas sanitarias, pues son las que definen la dotación de profesionales o camas UCI. “¿Qué pasa con los municipios que tienen su hospital de referencia en otra provincia?”, se preguntaba el presidente de la Xunta.

Feijóo encajó duras críticas y protestas por la reforma de las áreas sanitarias aprobada en 2018 que incurría en este mismo vicio, al prácticamente identificar las áreas con la provincia en Lugo y Ourense. Está por ver qué margen otorga el Gobierno central para adaptar la desescalada al territorio, si bien el líder del PPdeG defendió el mando único de Sánchez, también en el progresivo levantamiento de las restricciones.

El mandatario autonómico pidió además una distinción entre el ámbito rural y el urbano, tener en cuenta la dispersión de la población. No hizo ninguna mención al respecto Sánchez durante su discurso.

Retomar la actividad económica

El Gobierno sí que atendió algunas de las peticiones de la Xunta. La más importante la de presentar un plan de desescalada que permita empezar a retomar cuanto antes la actividad económica, aunque sea de manera parcial. La Fase 0 que se inicia el 4 de mayo permitirá la apertura de comercios y hostelería con cita previa. No mencionó a los concesionarios y talleres que pedía Feijóo, pero se supone que estarán incluidos.

Se permitirá el deporte individual y los paseos en familia. El Gobierno gallego envió una propuesta para que los ciudadanos puedan salir a correr por franjas horarias y grupos de edad. Pedro Sánchez aseguró que era una opción que estaban estudiando, por lo que es posible que se apruebe.

Las cuatro fases

  • Fase 0: Todas las provincias comenzarán en esta etapa de golpe salvo las islas de la Gomera, el Hierro, la Graciosa y Formentera. A partir del próximo 2 de mayo se permitirán las salidas para hacer deporte y dar paseos. Se permitirá que abran los restaurantes siempre que sea para servir la comida a domicilio y se permitirá el entrenamiento de deportistas profesionales. 
  • Fase 1: El pequeño comercio podrá empezar a abrir sus puertas y se permitirá que se abran las terrazas siempre que se asegure el 30% del aforo. Los hoteles podrán ponerse en marcha de nuevo, aunque el uso de sus zonas comunes estarán restringidos. Iglesias y centros de culto podrán abrir al 30% de su capacidad. 
  • Fase 2: Los locales podrán volver a abrir su zona interna siempre con un tercio de aforo y garantizando que se mantengan las garantías de protección y separación con las mesas. Las aulas abrirán para refuerzos escolares y preescolar solo para aquellos padres que tengan que salir a trabajar, el resto de alumnos lo harán en septiembre. Se permitirá la caza deportiva y se volverán a abrir los cines, teatros y conciertos con tercio del aforo y asientos reasignados. Los centros de culto se ampliarán su aforo hasta el 50%. 
  • Fase 3: Los restaurantes podrán volver a abrir con aforo al 50% y a distancias de dos metros. Se han suavizado las restricciones del aforo pero se mantendrán las condiciones estrictas de separación. En ese caso será el ministerio de Sanidad el que detallará cómo se desarrollará la situación. 
  • Nueva normalidad: Esta nueva realidad se alcanzará en un margen de entre seis y ocho semanas con prórrogas del estado de alarma. Cuando se llegue a ella se permitirá la reapertura del conjunto de actividad económica pero con imposiciones de distanciamiento social y que deberán mantenerse hasta que haya una vacuna o medicamento eficaz contra la enfermedad. 

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad