Vista de la Reserva Natural de Los Ancares (Lugo) | EFE

Guiño al monte en los presupuestos gallegos de 2018

stop

Las cuentas autonómicas del próximo año incorporan nuevas deducciones fiscales a proyectos forestales e inversiones directas en tecnología

en A Coruña, 20 de octubre de 2017 (06:00 CET)

 

Más allá del decreto de medidas urgentes aprobado para paliar los efectos del "domingo negro" en el monte gallego, los presupuestos de la Xunta presentados este jueves tras el Consello ofrecen alguna pista del camino que va a seguir la política autonómica en lo que atañe al sector forestal y el rural, actor y escenario, respectivamente, de ese gran recurso que es la madera.

De la presentación de las cuentas se deriva que el Gobierno gallego proseguirá con rebajas impositivas, que esta vez afectan directamente al monte. Habrá "deducciones fiscales para las personas que inviertan en tierras y bienes rústicos desaprovechados", como anunció Núñez Feijóo tras el Consello, a las que se sumarán deducciones para aquellos que inviertan en una Sociedade de Xestión Forestal, las conocidas como Sofor, que son figuras societarias creadas para fomentar la agrupación entre los propietarios y empresarios del monte.

La participación en cooperativas agrarias o empresas que inviertan en el medio rural también se verá bonificada fiscalmente, aunque queda pendiente la concreción y cuantificación de estas iniciativas. Eso sí, Feijóo aludió al aumento de 3,7 millones de euros de las partidas presupuestarias para potenciales inversiones directas en el monte. El crecimiento en este apartado es del 7%. Otros 27 millones irán destinados a inversiones en explotaciones agrarias.

Debuta la Axencia Forestal

El 2018 representará el estreno de la Axencia Galega de Industrias Forestais, que la propia Xunta califica como un nuevo instrumento de competitividad para el sector, y que en realidad toma cuerpo tras la decisión de separar la política antiincendios de la forestal propiamente dicha en lo que se refiere a la explotación del recurso.  La Axencia Galega de Industrias Forestais queda bajo la órbita del conselleiro Francisco Conde, mientras que Medio Rural retiene las políticas de prevención.

Sin que todavía se conozcan los detalles, los presupuestos de la Xunta para 2018 incorporan 5,5 millones para inversiones en tecnologías forestales, que están directamente vinculados a la creación de la mencionada agencia.

En el apartado de medio ambiente, se destinan 14,7 millones de euros para la conservación da biodiversidad y puesta en valor del medio natural, partida que sube un 14,7%. Y ya en lo que se refiere a Medio Rural, se destina un millón de euros para  la reestructuración de sistemas productivos, esencialmente viñedos, y otros 15,2 millones para apoyar proyectos de desarrollo del sector agrario. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad