Operarios municipales desinfectan calles en O Carballiño, uno de los ayuntamientos más afectados por el virus en la segunda ola en Galicia. E.P .

¿Cuánto durarán los cierres? O Carballiño ve la luz un mes después

O Carballiño, concello que la Xunta ha puesto como modelo en cuanto a restricciones, comenzará a relajar sus medidas un mes después del cierre de actividad

El comité clínico de expertos sanitarios de la Xunta de Galicia ha decidido que el municipio coruñés de O Carballiño rebaje el nivel de restricciones y pase al segundo escalafón, con lo que se permitirá la entrada y salida del término municipal y la reapertura, con limitaciones, de los negocios de hostelería.

O Carballiño se convierte en el primer municipio gallego de los afectados por las limitaciones Covid que baja del nivel 3. A mediados de octubre, la localidad ourensana fue pionera en el paquete de medidas que después fueron llevadas a más de 60 municipios.

El 'modelo' de la Xunta

Señalado como 'modelo' de las restricciones por parte de la Administración autonómica, el propio conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, había apuntado en los últimos días la posibilidad de que O Carballiño abandonase el grado máximo de restricciones.

La decisión, como apuntó el pasado miércoles el responsable del Gobierno gallego, se debe a la evolución positiva en el plano epidemiológico pero también a otros factores como el hecho de que se trate de un ayuntamiento "aislado" encuadrado en un área con poca incidencia del covid.

Más de un mes de restricciones

Las medidas quedarán recogidas en una orden que el Ejecutivo autonómico prevé publicar en la tarde del viernes en el Diario Oficial de Galicia (DOG) y serán efectivas a partir de las 00.00 horas del sábado.

De esta forma, teniendo en cuenta los tiempos de O Carballiño, se puede hacer una aproximación de los parámetros que baraja Sanidade para el resto de concellos confinados. En el municipio ourensano, la fuerte subida de la presión asistencial y el aumento de los casos obligó a la administración gallega a decretar ya desde el 8 de octubre medidas de distanciamiento. Además, en el caso de O Carballiño, a partir del 22 de octubre se determinó un cierre de las actividades no esenciales. La comarca ourensana llegó a tener una tasa de incidencia de más de 800 casos por cada 100.000 habitantes.

El grueso de las restricciones en los ayuntamientos gallegos comenzó a inicios de noviembre por lo que aún hay dos semanas de margen para ver si, realmente, las medidas puestas en marchan se adaptan a lo ocurrido en O Carballiño.

En cualquier caso, este mediodía, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, descartó dar una fecha sobre la apertura de las ciudades. Eso sí, ha avanzando que, previsiblemente, habrá medidas de desescalada distintas para las poblaciones en alerta aisladas, como el caso de O Carballiño, o aquellas que están incluidas dentro de áreas metropolitanas.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad