La catedral de Santiago de Compostela se construyó sobre el lugar donde se halló el supuesto sepulcro del apóstol Santiago. Foto: Javier Alamo - Pixabay

Cerco a los universitarios por el coronavirus

Feijóo amenaza con reducir a cinco el número de personas en reuniones en pisos mientras que Santiago eleva las multas para evitar fiestas universitarias

Cerco en toda regla a los universitarios para frenar el avance del Covid-19 en Galicia, o más bien, de las fiestas en pisos. Este jueves, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha señalado que las reuniones en pisos de estudiantes universitarios constituyen uno de los focos de propagación del virus en la ciudad de Santiago de Compostela, después de Ourense, la que presenta una peor situación epidemiológica en la comunidad. Tanto es así, que el mandatario gallego ha advertido que si las reuniones no se controlan, se podrían limitar mediante una orden del Ejecutivo a cinco las reuniones dentro de los pisos. Desde la pasada medianoche las reuniones en Galicia se han limitado a diez personas.

El mandatario gallego  indicó que, no obstante, de momento, la volunta del comité clínico que asesora a la Xunta de Galicia en materia de Covid-19 no pasa por aplicar nuevas restricciones en la ciudad de Santiago. "Eso sí, en el caso de que se sigan danto estas situaciones, supongo que el comité clínico propondrá nuevas medidas", dijo el presidente, que explicó que, precisamente, la limitación de reuniones a diez personas se tomó pensando en las ciudades eminentemente universitarias, como es el caso de Santiago.

Santiago eleva las multas

Ese 'cerco' a las fiestas de estudiantes universitarios no parte únicamente del Ejecutivo gallego, también del propio Concello de Santiago, gobernado por el PSOE de Xosé Sánchez Bugallo. De hecho, el gobierno local compostelano ha decidido endurecer a partir de la medianoche del jueves al viernes las multas por organizar fuestas en pisos. Así, las sanciones podrán alcanzar los 750 euros e incluso llegar a 1.500 euros o más en el caso de reincidencia, según ha explicado este jueves el alcalde compostelano, Xosé Sánchez Bugallo.

El consistorio recurre a una modificación de la ordenanza por ruidos para elevar las cuantías de las sanciones, que dependerán de la hora en que se produzcan. La nueva normativa que entra en vigor de forma inmediata (en la madrugada del jueves al viernes ya será aplicable), establece tres franjas horarias: de 22,00 a 00,00 horas, de 00,01 a 03,00 horas y de 03,00 horas en adelante.

En la primera franja las multas seguirán siendo de 200 euros, que ascenderán a 500 euros si se detectan fiestas entre la medianoche y las 03,00 horas de la madrugada. A partir de esa hora, la sanción crece hasta los 750 euros, que podrían ser incluso más en el caso de reincidencia (de 1.500 euros en adelante al tratarse de una infracción de carácter grave).

Al margen de esto, el líder del PP gallego, tras la reunión del Consello de la Xunta, ha lanzado un aviso a los ayuntamientos gallegos, recordando las obligaciones y las competencias que poseen para tramitar administrativamente sanciones por el incumplimiento de las normativas de prevención del Covid-19.

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad