Dos personas mayores pasean por Santiago

Alerta en las residencias: Illa pone deberes a Galicia y manda más PCR

El Ministerio de Sanidad obligará a realizar PCR a nuevos ingresos y trabajadores en las residencias, algo que esta semana denunció en Galicia la CIG

Aunque en esta segunda oleada de Covid-19 en España y en Galicia la tendencia ha cambiado y los nuevos infectados son mucho más jóvenes, las administraciones se afanan en preservar la situación sanitaria de las residencias de mayores, que vivieron contagios masivos en la primera ola de la pandemia que hoy en día son investigadas por la Justicia. Este viernes, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado que será obligatorio hacer test PCR a todas las personas que vivan en residencias de este tipo y también a los empleados que vuelvan de vacaciones o se incorporen. 

El anuncio ha venido justo en la misma jornada en la que, siguiendo la estela de la comunidad gallega, el Gobierno ha decidido clausurar el ocio nocturno, así como prohibir fumar en espacio público y terrazas, a menos que se pueda mantener la distancia social adecuada.

Con esta nueva norma relativa a las residencias, Sanidad pone deberes a Galicia y, en concreto, a la Consellería de Política Social. Justo esta semana, el sindicato CIG denunció que las residencias de mayores de la comunidad estaban incorporando personal para cubrir vacaciones y bajas de plantilla sin antes realizarles pruebas PCR. La central sindicato alertó de este comportamiento, que calificó de "temerario" teniendo en cuenta la enorme mortandad generada por la pandemia en el colectivo de los mayores.

Cambio en cuestión de días

Sin embargo, y ante esas acusaciones, la Consellería de Política Social respondió que el protocolo actual de Sanidade no obliga a la realización de una prueba PCR al trabajadores "si no presenta síntomas compatibles" con el Covid-19. "El nuevo personal que se incorpore al centro debe realizar una encuesta del entorno de convivencia, actividad laboral previa y concomitante", dicen fuentes del departamento que dirige Fabiola García.

La polémica derivada de la denuncia de la CIG hizo, no obstante, que la Xunta anunciase que facilitaría PCRs a todas aquellas residencias que se lo solicitasen. En todo caso, en cuestión de días la situación ha dado un vuelco, a tenor del mandato del Ministerio de Sanidad. Además de las PCR obligatorias, las visitas a residencias se limitarán a una persona y tendrán una duración máxima de una hora.

Por otro lado, el ministro recomendó PCRs periódicas para controlar el avance del virus en estos centros sociosanitarios.
 

Un artículo de C.D.P.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad