Banco Santander aprueba la absorción del Popular / EFE

La desaparición de la marca Pastor amenaza cientos de empleos en Galicia

stop

El Santander se da un año y medio para llevar su nueva marca a todas las oficinas del grupo; también las del Pastor, pese a la presión de la plantilla

en A Coruña, 24 de marzo de 2018 (05:00 CET)

El Santander ha hecho una apuesta de marca y ha sido por la suya. Ana Botín presentó este viernes a los accionistas una versión renovada de la enseña de la entidadversión renovada de la enseña de la entidad, más estilizada y adaptada a internet, y zanjó el debate sobre el tiempo de vida de las marcas Pastor y Popular. “Por primera vez en la historia del grupo, unificaremos nuestra marca en todos los mercados”, dijo la presidenta del banco. “La marca Santander es una de las grandes fortalezas del grupo”, insistió.

Fuentes oficiales de la entidad financiera confirmaban después que la nueva enseña se incorporará a las oficinas del Popular y del Pastor en un periodo estimado de año y medio, dos años como mucho. En Portugal, el cambio ya está en marcha, con la desaparición de la marca Totta, que pasará a denominarse Banco Santander Portugal, conservando, eso sí, la autonomía de la filial en cuanto a liquidez y capital.

El caso de Galicia es diferente. Tras la absorción del Popular, los trabajadores hicieron fuerza para que el Pastor, con más de 240 años de historia, sobreviviera al envite. La lucha se trasladó al terreno político y todo el arco parlamentario consideró prioritaria la continuidad de la enseña.

Una plantilla de 1.300 trabajadores y 200 oficinas

En realidad, el debate de la marca no era más que un refugio frente al previsible tijeretazo que Ana Botín aplicará a la red de oficinas, con múltiples duplicidades con la del Santander en Galicia, a partir de finales de este año y comienzos de 2019, cuando finalice la integración tecnológica.

Que sobreviviera la marca Pastor, muy enraizada en suelo gallego, abría la posibilidad de preservar un modelo de negocio diferenciado al del Santander y contener el recorte. De lo contrario, parece difícil evitar las salidas en una entidad en la que el Popular ya prejubiló casi todo lo prejubilable. La red del Pastor está formada por 200 oficinas y unos 1.300 trabajadores.

Mensaje de la plantilla

Fuentes de UGT lamentaban ayer que, de confirmarse la desaparición del Pastor –nada se le ha dicho a los trabajadores--, se avanzará en la concentración de la oferta en el mapa bancario de Galicia, lo que es negativo para empresas y clientes que busquen financiación, además de anticipar un importante impacto para la plantilla.

En este sentido, solicitaban a Ana Botín que mostrará una sensibilidad similar a la que exhibió en la junta de accionistas, cuando anunció que el grupo eliminaría la brecha salarial en 2025 y pidió que la recuperación económica fuera “inclusiva”, haciendo partícipes a los trabajadores. Una  manera de recomendar que suban los salarios.

Hemeroteca

Banco Pastor Santander
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad