Oficina del Banco Pastor en A Coruña

El Santander se lleva 250 millones en depósitos de las arcas públicas gallegas

stop

Frente a la fuga de depósitos del Popular, el Pastor mantuvo estables los fondos captados de clientes e incluso incrementó los procedentes del sector público

en A Coruña, 15 de junio de 2017 (06:42 CET)

Las diversas causas que provocaron la caída de Banco Popular y que tuvieron como golpe final el problema de liquidez detectado por el Banco Central Europeo siguen una lógica diferente en Galicia, donde el Pastor mantuvo estable la captación de recursos de clientes o, dicho de otro modo, evitó la fuga de depósitos que sufrió su matriz. El año pasado, los depósitos del Popular habían caído un 6%, pero la retirada de fondos se aceleró de manera dramática en el primer semestre de 2017, llegando a los 7.407 millones en tres meses, el 10% del dinero que tenía bajo custodia. En esa espantada justifica el BCE la intervención por el consiguiente deterioro en la posición de liquidez de la entidad.

La fuga de clientes no es nada extraño ante todas las dudas que despertaba el futuro del banco y que venía arrastrando desde la etapa de Ángel Ron. Sin embargo, a pesar de la ampliación de capital de 2016 y de la desconfianza generalizada de los mercados, la marca gallega del Popular, el Pastor, mantuvo estables sus cifras. Comenzó 2016 con 8.635 millones en depósitos y acabó el año con 8.605 millones. Esa cuantía es la que heredará el Santander tras adquirir por un euro el grupo financiero.

El Pastor cerró el último ejercicio con 8.635 millones en depósitos, prácticamente la misma cifra con la que comenzó el año

La incertidumbre sobre el volumen de tóxicos del Popular y sobre sus necesidades de saneamiento, tampoco minaron la confianza de las administraciones públicas gallegas en el Pastor. Los depósitos de concellos, diputaciones, Xunta y demás instituciones gallegas incrementaron de manera destacada en el último ejercicio. Pasaron de los 190,2 millones a los 251 millones, alrdedor de un 30% más, que ahora absorbe la entidad presidida por Ana Botín.

El dato contrasta con el paso atrás del sector público en otras comunidades. Por ejemplo, Canarias, que retiró 636 millones en los días previos a la intervención pese a que los depósitos siempre estuvieron garantizados.

De los 8.605 millones que logra el Santander en Galicia con la compra del Popular, el grueso procede del sector privado, 8.342 millones, la mayoría en depósitos a plazo. Las cuentas corrientes alcanzaban los 1.817 millones y las cuentas de ahorro los 2.179 millones a 31 de diciembre de 2016. El resto eran depósitos a plazo.

El Santander, que este miércoles anunció que ofrecerá una solución para los accionistas atrapados en la caída del Popular, mantiene las dudas sobre cuántas de las 200 sucursales del Pastor mantendrá en Galicia, mientras los sindicatos solicitan que se preserven la marca y las condiciones que tenía fijadas el banco presidido por José María Arias hasta la intervención.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad