stop

Los empleados del centro logístico de Zara en Madrid preparan acciones de protesta por el atasco en la negociación del convenio para los próximos tres años

Rubén Rodríguez

Economía Digital

Los trabajadores del centro logístico de Inditex en Meco (Madrid) reclaman mejoras laborales y que la empresa se siente a negociar
Los trabajadores del centro logístico de Inditex en Meco (Madrid) reclaman mejoras laborales y que la empresa se siente a negociar

en A Coruña, 08 de marzo de 2017 (01:34 CET)

Los trabajadores del centro logístico Meco, uno de los armarios de Zara, preparan protestas para la próxima semana debido al atasco en las negociaciones con la dirección de Inditex por el convenio que regulará las condiciones laborales para los próximos tres años. La multinacional ya ha suscrito este año el de Zara Logística en Arteixo y el de las fábricas, ubicadas también en Arteixo con excepción de una en Ferrol, en condiciones beneficiosas para los trabajadores, que respaldaron ampliamente los acuerdos.

En Meco, en cambio, hay sensación de atasco en las últimas reuniones entre sindicatos y dirección, lo que ha llevado a CC.OO., UGT y el Sindicato Libre de Trabajadores de Madrid a preparar acciones de protesta para la próxima semana. Según informan fuentes sindicales, han organizado pitadas en el centro logístico, un acto de baja intensidad que sirva de “toque de atención” a la dirección. El año pasado, delegados de Comisiones Obreras protagonizaron encierros en diversos centros de la compañía para pedir más contratos indefinidos y reducir la bolsa de eventuales.

“Nos marcamos el día 10 como punto de inflexión para que la empresa medite y cambie su postura", dicen los sindicatos

En este caso, la protesta será menos llamativa, pero coincidirá con la presentación de resultados de Inditex el próximo 15 de marzo. Los sindicatos han concretado que no van a negociar “propuestas fuera de contexto, como aumentar la jornada irregular un 10% de la jornada anual y que la plataforma (logística) trabaje sábados y domingos”.

“Nos marcamos el día 10 como punto de inflexión para que la empresa medite y cambie su postura, de no ser así, seguiremos con las acciones sindicales previstas para la semana que viene”, dicen las tres centrales haciendo un llamamiento a la plantilla.

Tras cinco reuniones, Inditex ha ofrecido una subida salarial del 2,46% en 2017, un 2.21% en 2018 y un 1,97% en 2019. Los pluses (productividad, rotación, nocturnidad...) suben el primer año pero se congelan los dos siguientes. “Solo hemos cerrado nueve puntos que no suponen coste económico ni grandes avances sociales”, censuran los sindicatos.

 

Hemeroteca

Inditex Zara
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad