Imagen de la protesta de los trabajadores de Barreras esta mañana en Vigo

Todo al revés en Barreras: sigue la actividad pese al caso de Covid-19

El astillero Barreras, en plena crisis, mantiene su actividad con servicios mínimos tras detectarse un caso de coronavirus

 

El mundo casi al revés. El astillero vigués Hijos de J. Barreras mantiene la actividad con servicios mínimos de acuerdo con las medidas y protocolos de actuación pactados con delegados de prevención tras detectarse un caso de coronavirus. Fuentes del comité de empresa han indicado que no ha habido contagios por el virus, aunque se ha sometido a un periodo de cuarentena a los empleados que han tenido contacto con el trabajador del astillero infectado. Tampoco se han detectado casos en las empresas auxiliares.

Las mismas fuentes han precisado que, por el momento, no se ha planteado la tramitación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en Barreras. Por el contrario, el astillero vigués Construcciones Navales Paulino Freire suspenderá su actividad a partir de este martes, a instancias de los propios trabajadores, después de que un operario de una auxiliar haya dado positivo en coronavirus, y con el apoyo de la propia dirección de la empresa.

En el sector del metal también la dirección de la planta de PSA Peugeot Citroën en Vigo ha trasladado este lunes a los sindicatos su intención de solicitar un ERTE ante la administración "por causa de fuerza mayor", tras la paralización de actividad, la pasada semana, debido a la crisis del coronavirus.

Más material de protección

Por otra parte, este lunes, representantes de las patronales del sector, Asociación de Industriales Metalúrgicos (Asime), Asociación Autónoma de Empresarios de Talleres de Reparaciones de Vehículos de Pontevedra (Atra) e Instalectr, y delegados sindicales de Unión General de Trabajadores (UGT), Comisiones Obreras (CC OO) y la Confederación Intersindical Galega (CIG) se han reunido de modo telemático para abordar las consecuencias de la crisis sanitaria.

De este modo, ambas partes han incidido en la importancia de garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores, para lo que han demandado que se facilite más material de protección al sector. En este sentido, se ha abogado por fomentar el diálogo entre directivos, empresarios y empleados.

Automoción y naval se resienten

Además, el secretario general de Asime, Enrique Mallón, ha advertido de que esta patronal no apoyará a una empresa "que no garantice las medidas de seguridad (recomendadas por las instituciones)" y ha remarcado la necesidad de que se respeten dentro y fuera de los puestos de trabajo. Mallón ha señalado la importancia de que se mantenga el "mayor volumen de actividad empresarial (posible)" para evitar la realización de Expedientes de Regulación de Empleo (EREs) y ERTEs, además de "cierres de empresa".

A este respecto, se han abordado esta clase de procesos que se han aplicado en el sector del metal y, en concreto, en empresas de automoción, navales, metalmecánicas, talleres de reparación, ascensores, instaladores eléctricos y las relacionadas con el aluminio.

Así, según datos de Asime, se mantiene un 30% de actividad en la automoción, un 60% en el naval, un 90% en ascensores y elevadores, y un 80% en fabricantes de maquinaria.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad