Alfonso Rueda, vicepresidente de la Xunta

Barreras esquiva la quiebra, pero queda “lo más difícil”

La Xunta bendice el acuerdo de Ritz Carlton para tomar el control del astillero, pero asegura que es todavía “el principio de la solución”

Barreras salva su match ball. El acuerdo alcanzado entre Ritz Carlton, Pemex, Albacora, la banca y el CESCE ha permitido que el astillero vigués esquive el concurso de acreedores en un movimiento que la Xunta considera “buena noticia”, pero que tiene que venir acompañado de nuevos pasos para aparcar su crisis.

Según el vicepresidente gallego, Alfonso Rueda, se ha superado “un momento crítico”, pero aún "queda por recorrer el camino más difícil". Según Rueda "queda un camino largo" en el que "lo que importa es la viabilidad", más allá de que se acabe el buque Evrima, propiedad de la naviera de Ritz Carlton (Cruise Yacht 1 Ltd).

Según el vicepresidente del Ejecutivo autonómico, "la Xunta va a estar en la solución" si existe ese proyecto de futuro y, de hecho, ha incidido, es la única administración que ya ha apoyado económicamente a los agentes implicados, en este caso, a la industria auxiliar (con créditos concedidos por más de 10 millones de euros). "El primer round está salvado (...), pero queremos una solución que valga para el futuro", ha incidido Alfonso Rueda.

Críticas de Caballero

La visión de Rueda no es compartida por el alcalde de la ciudad olívica, Abel Caballero, que asegura que “se ha evitado el desastre” gracias al Gobierno de España y al CESCE, pero no por la intervención de la Xunta, de la que ha criticado la, a su juicio, “ausencia" durante el proceso.

"Esto es un drama. Que la Xunta, que tan preocupada parece en algunos procesos industriales de otras partes de Galicia, no presta la más mínima atención a la crisis de Barreras, el astillero civil más importante de Galicia, al que la Xunta parece ni conocer", ha censurado el regidor.

Caballero ha recordado que, cuando se fraguó la entrada de Pemex en el accionariado de Barreras, el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, "estaba todo el día metido en Barreras" y ahora "parece que no existe" el astillero para él.

"Habrá más proyectos"

Mientras, el secretario general de Asime y portavoz de Uninaval (plataforma que aglutina a la mayoría de empresas auxiliares acreedoras de Barreras), Enrique Mallón, ha expresado su satisfacción por el acuerdo alcanzado con Ritz Carlton a la cabeza y se ha mostrado esperanzado por que se retomen los trabajos en el astillero con el objetivo de acabar, "como mínimo", el crucero de Ritz Carlton.

"Habrá más proyectos", se ha aventurado a decir Mallón, que espera que el acuerdo sirva para que las auxiliares puedan cobrar los más de 25 millones de euros que se les deben, y ha avanzado que algunas de esas empresas ya han "activado" sus planes de construcción porque "van a ser llamadas" para volver al trabajo en el astillero.

Finalmente, el secretario general de Asime ha abogado por no "descartar" los contratos de Havila y del Grupo Armas, y ha pedido que se analice su rentabilidad y haya un acercamiento "de nuevo" a los armadores para retomar los proyectos.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad