Instalaciones del club de alterne La Fuente

Seis años de batalla para cerrar el mayor club de alterne de A Coruña

El Concello de Bergondo acumula años envuelto en una batalla judicial para cerrar grandes clubes de alterne del área metropolitana de A Coruña

La interminable batalla emprendida por el Concello de Bergondo contra los grandes clubs de alterne que florecieron en torno al trazado de la N-VI continúa su curso sin que los establecimientos, por el momento, dejen de operar. El municipio está envuelto en un baile de recursos, encadenando sentencias favorables y desfavorables en una pugna que comenzó hace seis años y que coprotagonizan locales como La Fuente o el club Olimpo.

Este último acaba de recibir un espaldarazo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, que revocó la orden de cese de actividad emitida por el Ayuntamiento en base a la incompatibilidad de la actividad con la calificación de suelo rústico de la parcela, tal y como avanzó La Opinion. La Sala interpretó que se produjo un error de forma por parte del Ayuntamiento al invadir competencias de la Xunta en la orden de cese de actividad. Según informa el Concello, el caso está siendo analizado de nuevo por los servicios jurídicos.

El club Olimpo, así como La Fuente y Hotel Disco Luna Pub, cuyo administrador fue absuelto en un caso de trata y coacción a la prostitución, conformaron toda una milla de oro de los clubes de alterne en los alrededores de A Coruña. El mayor de todos es La Fuente, sobre el que también pesa una orden de cierre.

Quiebras encubiertas dilatan el proceso

El Ayuntamiento decretó en 2014 el cese de la actividad del local tras un expediente abierto el año anterior, en 2013. De nuevo, la licencia y la calificación del suelo están detrás de un conflicto que va camino del Supremo. El establecimiento estuvo operando con una licencia de  carpintería otorgada ya en los años ochenta.

Complejo La Fuente SL, que así se llama la sociedad que estaba detrás del establecimiento, emprendió dos caminos para litigar contra el Concello. Por un lado, señaló que había realizado peticiones de licencia que acabaron sin respuesta y que estaban concedidas por silencio administrativo. Por otro lado, los administradores llevaron a concurso y liquidación la sociedad en 2014, cuando comenzaron los líos judiciales. El local quedó en manos de una empresa de nueva creación, constituida también en 2014 y denominada Continental La Fontana.

El Superior ratifica el cierre de La Fuente (dos veces)

Es esta última la que está litigando contra el Concello al alegar que “no puede extenderse el cese de la actividad en un expediente a otra entidad a la que no se le notificó aquella incoación, cuando ésta había presentado las comunicaciones previas y la documentación técnica”. El Tribunal Superior de Xustiza ha dado la razón en dos ocasiones al Ayuntamiento, desestimando los recursos de Continental La Fontana en julio de 2017 y el pasado mes de marzo, cuando la Sala de lo Contencioso ratificó la resolución de cese de actividad del Concello de Bergondo.

Fuentes municipales indican, sin embargo, que el local continuó operando todos estos años y sigue haciéndolo por las dificultades que encuentran para culminar el procedimiento. A las triquiñuelas societarias se añaden los continuos recursos judiciales y, según indican, la indolencia de los administradores a la hora de atender las notificaciones. La batalla contra el club de alterne comenzó en 2013 y todavía continúa en 2019.  

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad