Los trabajadores de Alcoa en Viveiro se manifiestan con cascos de Liberty. E.P.

Los trabajadores de Alcoa en A Mariña se ponen el casco de Liberty

Multitudinaria concentración de trabajadores de Alcoa en Viveiro para reclamar un acuerdo entre Alcoa y el grupo GFG Alliance por la planta de aluminio

Los trabajadores de Alcoa en A Mariña se han puesto este domingo el casco de Alvance, la división de aluminio del grupo GFG Alliance, el conglomerado británico que negocia para hacerse con la planta de aluminio primario de Cervo. Lo han hecho en el marco de una manifestación convocada para exigir un acuerdo entre ambas factorías que permita mantener el empleo. En juego están los 534 puestos de trabajo de los empleados de la planta de aluminio primario amenazada con un ERE, además de otros tantos empleos indirectos de la industria auxiliar.

Los organizadores de la concentración repartieron cascos entre los asistentes con el logo de Alvance para simbolizar "lo que perdería la comarca si se cierra la planta".

Reunión con Liberty

El presidente del comité de empresa, José Antonio Zan, explicó que el acto, que fue en Viveiro, pretendía también lanzar el mensaje a los gobiernos central y autonómico de que los trabajadores necesitan que "sigan apostando" por ellos. "Somos muy buenos en lo que hacemos", ha defendido, para pedir "inversiones" para seguir "demostrando" que son "productivos y competitivos".

Por lo menos de momento, los trabajadores de Alcoa parecen alineados con GFG Alliance. De hecho, consideran muy positivo que la compañía los haya convocado a una reunión el próximo miércoles en Madrid para dar cuenta, de primera mano, de los planes industriales que tienen para la fábrica de aluminio que pretenden.

Piden a Alcoa que deje "las amenazas"

Por contra, Zan ha criticado la postura de Alcoa, que "no está dando la cara" y a la que le ha pedido que no siga con "amenazas", en alusión al comunicado de la empresa difundido este sábado, en el que acusaba a Liberty House de presentar demandas "no razonables". Tanto Liberty como Alcoa deben alcanzar un acuerdo antes del 28 de este mes, según el calendario fijado.

"Que no use a los trabajadores. Lo que quiere es ponernos nerviosos para que forcemos a Alliance a ceder", ha señalado y ha manifestado que son las dos empresas "las que tienen que llegar a un acuerdo". En este proceso, ha vuelto a pedir el respaldo de las administraciones públicas.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad