El eurodiputado José Blanco, ex ministro de Fomento / E.P.

Las víctimas de Angrois boicotean la llegada de José Blanco a Enagás

El colectivo se concentrará frente a la sede de Enagás para protestar por su fichaje como consejero y señalar al exministro como responsable del accidente

El fichaje del exministro José Blanco como nuevo consejero de Enagás pone en pie de guerra a las víctimas del accidente ferroviario de Angrois. El colectivo se concentrará a partir de las 11.30 horas de este martes frente a la sede de la compañía para expresar su rechazo a los que denominan “puerta giratoria de la vergüenza”.

Se trata de un nuevo movimiento después de que las víctimas del Alvia accidentado a su entrada en Santiago en julio de 2013, que dejó 80 fallecidos y más de un centenar de heridos, hayan remitido cartas a todos los miembros del consejo de administración de Enagás en las que hacen constar su "indignación" por lo que consideran "una burla y una falta de respeto a la memoria" de los muertos. "El Estado es su mayor accionista y el propio presidente del Gobierno ha reconocido que el nombramiento ha sido político. Es inaceptable que, en vez de hacerle asumir sus responsabilidades, se le premia con grandes puestos, bien remunerados y con alta responsabilidad", recrimina la plataforma.

El papel de José Blanco en Fomento

El colectivo responsabiliza a José Blanco de no haber implementado los sistemas de seguridad necesarios en una línea de alta velocidad que él mismo inauguró en 2011 y en donde año y medio después "tuvo lugar la tragedia ferroviaria más grave de toda la democracia".

"Blanco anunció que la nueva línea de alta velocidad incrementaba la seguridad y que tanto la línea como el tren contaban con los sistemas de seguridad que hubieran evitado el accidente". "Se engañó a toda la ciudadanía y a la UE, ya que se informó a esta última de que toda la línea contaba con el sistema de seguridad propio de la alta velocidad, lo cual se ha demostrado que no era verdad", censuran.

Además, las víctimas inciden en que "también firmó y autorizó el cambio de proyecto original, suprimiendo el sistema de seguridad en el tramo más peligroso, donde aparece la primera curva después de una larga recta",y que el propio Blanco el que encomendó personalmente a Talgo la fabricación de un tren único en el mundo" cuyas "características hicieron que las consecuencias del accidente fueran posiblemente mucho más graves". "Es más, presumía de haber adelantado plazos", agregan las víctimas del Alvia.

El colectivo también censura que años después de que José Blanco abandonase el Ministerio de Fomento, "la UE abrió a España un procedimiento de infracción por incumplimiento de la normativa europea de seguridad ferroviaria". "Precisamente, detrás de esta tragedia está que no se hiciera el preceptivo análisis de riesgos al modificar el proyecto que firmó el exministro", reflexiona. Por todo ello, no entienden que Enagás, empresa encargada de gestionar infraestructuras de gas "de manera segura, eficiente y sostenible", contrate a una persona "con tan nefasto currículum".

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad