Isabel Pardo de Vera, nueva presidenta de Adif
stop

Las reclamaciones de las constructoras contra Adif por sobrecostes en las obras del AVE se duplican y superan los 500 millones

en A Coruña, 30 de julio de 2018 (05:00 CET)

Adif Alta Velocidad, la entidad pública encargada de la construcción y administración de las infraestructuras del AVE, ha duplicado las provisiones para hacer frente a los litigios con sus contratistas. En un solo año, la dotación para las reclamaciones por sobrecostes de las constructoras de las líneas ha pasado de los 262,7 millones a situarse en los 504,4 millones. Coincidiendo con la recta final del AVE a Galicia, que estará en fase de pruebas a finales de 2019, las demandas prácticamente se han duplicado, al menos, en la cuantía reclamada.

Así consta en la memoria anual presentada por Adif Alta Velocidad, que considera “probable” que los litigios supongan “una salida futura de recursos”. Los 504,4 millones corresponden exclusivamente a los procesos instados por empresas constructoras “básicamente, en reclamaciones por diferencias en mediciones y en la determinación de las revisiones de precios, así como por posibles sobrecostes provocados por paralizaciones y ampliaciones del plazo de ejecución de las obras”, explica el organismo. El periodo de 10 meses de Gobierno en funciones de Mariano Rajoy, que afectó fundamentalmente al ejercicio 2016, contribuyó a este incremento de los litigios.

Reclamaciones por las expropiaciones del AVE

A esta cuantía hay que sumar otros 38,2 millones por reclamaciones derivadas de las expropiaciones de terrenos para la construcción de líneas de alta velocidad. La provisión para este concepto se redujo el año pasado en 8,5 millones. En conjunto, Adif provisionó 547 millones para hacer frente a procesos judiciales, siendo los sobrecostes reclamados por las constructoras el 92% del total.

En realidad, las reclamaciones por “responsabilidad patrimonial y expropiaciones” son mucho más elevadas. De hecho, alcanzarían los 196 millones de euros a cierre de 2017. Sin embargo, los gestores de Adif Alta Velocidad consideran que “no es probable” que tenga que abonar 164 millones de los 196 millones reclamados, dado que los procesos judiciales están avanzados y se están resolviendo de manera favorable al organismo público.

Adif Alta Velocidad cerró su último ejercicio con 200 millones en pérdidas, rebajando los números rojos del año anterior, cuando alcanzaron los 328,1 millones.

Los sobrecostes del AVE

El último informe del Tribunal Europeo de Cuentas analizó diez líneas de alta velocidad, entre las que se encuentran el Eje Atlántico gallego y las líneas Madrid-León, Madrid-Barcelona-frontera francesa y Madrid-Galicia, además de cuatro interconexiones transfronterizas, como Madrid-Lisboa, Figueras-Perpiñán o la 'Y vasca'.

Además de criticar los retrasos de ejecución y la estimación sobre la rentabilidad de las líneas, los auditores europeos ponían el foco en los sobrecostes. En base a las líneas analizadas, España era el Estado miembro que ha recibido más fondos europeos para invertir en redes ferroviarias de alta velocidad entre el año 2000 y 2017, con 11.200 millones.

En todas las líneas hubo sobrecostes, siendo los más elevados en Madrid-Barcelona-Frontera francesa (un 38,5%, hasta los 12.109 millones de euros), seguida de Madrid-León (un 33,3%) y el Eje Atlántico (un 26,3%). El estudio era sobre el coste ya asumido, que podría crecer en función del resultado de los litigios pendientes en los que Adif se juega más de 500 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad