El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, acompañado del presidente de Adif, Juan Bravo / EFE

La Audiencia Nacional condena a Adif por morosa en las obras del AVE a Galicia

stop

La Audiencia Nacional reconoce todas las reclamaciones de Corsán y Taboada y Ramos por los retrasos de Adif a la hora de abonar la obra del túnel de O Corno

Economía Digital Galicia

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, acompañado del presidente de Adif, Juan Bravo / EFE

en A Coruña, 11 de mayo de 2018 (05:00 CET)

Adif, el ente gestor de infraestructuras ferroviarias, de tan polémico pasado reciente en Galicia, debería integrar también las habituales listas de morosos. Al menos, a juicio de la Audiencia Nacional, que en una reciente sentencia condena en costas al ente ferroviario a pagar los retrasos, con costes financieros incluidos, por no abonar a tiempo los pagos de un tramo de las obras del AVE a Galicia. Y, precisamente, a una empresa gallega, que formaba parte de la UTE adjudicataria.

La sección octava de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional lo tiene claro. Así lo entiende en la sentencia que responde a dos recursos de apelación presentados tanto por Adif como por la unión de empresas formada por Corsan-Corviam y Construcciones Taboada y Ramos, grupo que desde Lalín se ha convertido en el líder de la adjudicación de obra pública en Galicia.

El túnel de O Corno

El caso es que ambas empresas en absoluto estaban de acuerdo con las formas y los retrasos en los pagos de Adif tras la ejecución de una de las grandes obras del AVE a Galicia. El proyecto sobre el que pivotaba el conflicto, adjudicado por el Ministerio de Fomento en noviembre de 2011, era el conocido como Túnel de O Corno, en su vía derecha, con un presupuesto de licitación inicial millonario: nada menos que 137,7 millones de euros. El tramo tiene una longitud de 8,7 kilómetros.

 El túnel de O Corno ha sido el más largo de cuantos se han ejecutado entre Zamora y Ourense. Cruza los montes de Laza y Cerdedelo, y el proyecto conllevó también la construcción de varios viaductos. La UTE reclamaba, primero en el juzgado y luego en el recurso presentado ante la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional, el pago correspondiente a las certificaciones emitidas y no abonadas cuyo plazo contractual había sido sobrepasado, los intereses de demora devengados y los que se siguiesen devengando hasta el efectivo pago de la cantidad reclamada, además de la indemnización por los costes financieros incurridos.

Más reclamaciones

La UTE tomaba la decisión de los recursos ante el silencio inicial de Adif a sus reclamaciones, según recoge la sentencia, de finales del pasado mes de marzo. Fue en febrero de 2017 cuando Adif abonó la cuantía de 363.00 euros a la UTE en concepto de intereses de demora correspondientes al retraso en el pago de las certificaciones de obra.

Pero Taboada y Ramos y sus socios no se quedaron satisfechos, porque entendieron que suponía únicamente un reconocimiento parcial de la cuantía solicitada en concepto de intereses de demora, que elevaba a 461.000 euros reclamados en total por ese concepto. Adif tampoco abonó el resto de cuantías solicitadas por la UTE contratista, otros 141.000 euros por los costes financieros incurridos y las líneas de factoring suscritas. Finalmente, la sala atiende a todas y cada unas de las peticiones de Corsán-Corviam y Taboada y Ramos, tumbando los argumentos de Adif.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad