Imagen del interior de la planta de procesado de sushi de Isidro 1952

Los trabajadores de Isidro de la Cal se plantan por los 136 despidos

Los empleados denuncian el recorte de personal y que la empresa no ha informado de que se encuentra en preconcurso de acreedores desde septiembre

Los trabajadores de Isidro 1952 (la antigua Isidro de la Cal) inician las movilizaciones contra los despidos que prepara la compañía. Los empleados de la firma coruñesa de procesado de pescado se han concentrado frente a la sede de la factoría en el polígono de Espíritu Santo en Cambre.

Con esta protesta, la plantilla ha querido expresar su “rechazo al ERE de extinción que supondrá el despido de 136 personas y en contra de la modificación sustancial de las condiciones salariales y laborales que la dirección pretende aplicar para el resto", según informa la CIG.

La protesta se desarrolló al final de la segunda reunión del período de consultas del ERE, en la que la representación social reclamó información completa sobre la situación de la compañía y que la dirección presente un plan de viabilidad real para garantizar el mantenimiento de los 225 empleos y el futuro de la actividad productiva.

En preconcurso desde septiembre

La empresa se ha visto, según la presidenta del comité de empresa, Olga Rodríguez (CIG), "comprometida a causa de la deuda económica y de la nefasta gestión empresarial de los últimos años". Además, ha denunciado que este lunes han tenido conocimiento que la compañía está en preconcurso de acreedores desde el pasado mes de septiembre, un proceso que termina el 12 de enero".

"Pero a pesar del tiempo transcurrido, la dirección no informó de nada al comité, lo que supone una muestra más de la mala fe con la que actúan". "Entendemos que el objetivo de la dirección era aprovechar el preconcurso para deshacerse de personal y aplicar un recorte brutal de las condiciones laborales y salariales antes de ir al concurso", ha expuesto.

En estas circunstancias, desde la representación social han asegurado que "no hay nada que negociar" y que ya están estudiando un calendario de movilizaciones en defensa de los empleos y para exigir soluciones que garanticen la viabilidad de los seis centros de trabajo de Isidro 1952 (la fábrica de Espíritu Santo; las piscifactorías de truchas de Carballo y Louro; el criadero de rodaballo de Lorbé y el criadero de besugo de Valdoviño).

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad