Antonio Fontenla, portavoz de la Confederación de Empresarios de Galicia

La patronal coruñesa pide rebajas fiscales frente al Covid-19

La Confederación de Empresarios de A Coruña, de Antonio Fontenla, solicita aplazamientos en el pago del IVA, líneas de crédito y reducciones fiscales

La Confederación de Empresarios de A Coruña (CEC) solicita una serie de medidas al Gobierno central “ante la crisis que ha generado el Covid-19”. En una nota de prensa enviada este miércoles, la entidad empresarial presidida por Antonio Fontenla demanda al Gobierno de Pedro Sánchez que aplique una serie de ayudas fiscales para los empresarios. Reducción del Impuesto de Sociedades, aplazamiento del pago del IVA y del pago de retenciones de Hacienda son algunas de las peticiones. Una rebaja en los módulos, ampliación de la tarifa plana para autónomos, deducciones en el IRPF, supresión de las subidas fiscales anunciadas y líneas de crédito para facilitar la liquidez a las pequeñas y medianas empresas son otras de las solicitudes.

La CEC reconoce que Galicia no es, ni de lejos, la zona de España más afectada por el impacto del Covid-19, aunque se agarra al anuncio hecho por el presidente del Gobierno de que estudia ayudas concretas para empresas y trabajadores. 

Expedientes de regulación automáticos

“Para combatir los efectos de la crisis y sus consecuencias, las empresas de mayor tamaño están tomando medidas que afectan básicamente a los desplazamientos de su personal directivo y a la celebración  de reuniones. Sin embargo, la mayor parte de nuestro tejido empresarial está compuesto por pymes y micropymes, a las que les resulta complicado tomar algún tipo de medida al respecto”, explica la asociación empresarial de Antonio Fontenla. 

No quedan ahí las peticiones de los empresarios coruñeses, que también proponen que se articule la aplicación de expedientes de regulación de empleo temporales que tengan carácter automático. “Un ERTE que sea automático, garantizando, eso sí, la protección de las personas trabajadoras y de las empresarias y con regulación clara de los supuestos y cumplimiento de requisitos, o un ERE en función de la gravedad”, explican.

Libre de abono de cotizaciones sociales

Por otro lado, la patronal coruñesa sostiene que las empresas se enfrentan a otros problemas derivados del coronavirus. "Podemos encontrarnos con el problema de dar respuesta a las personas trabajadoras que, sin estar afectadas por el virus ni en situación de aislamiento preventivo (por tanto no están en situación de incapacidad temporal), no puedan acudir al trabajo por tener que cuidar a los niños cuyos colegios han cerrado o cierren", expone.

"En ese caso, debería preverse la gestión de esta circunstancia, ya que los casos puntuales pueden ir solucionándose mediante vacaciones, días de asuntos propios o cualquier otra vía, pero sí afecta a un porcentaje significativo de plantilla el problema se convierte en importante. En todo caso, la CEC estima que en los supuestos de afectación (sea por aislamiento, cierre o similares) la empresa debería estar, como mínimo, exonerada del abono de cotizaciones sociales", apunta.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad