De izquierda a derecha, Gregorio Gorriarán, Julio Fernández Gayoso y José Luis Pego en la Audiencia Nacional / EFE

Juicio a Caixanova: el préstamo de Rivas “no pasó los controles”

Un directivo de Caixanova y el director de gestión judicial de Abanca indican que no hay documentos que avalen que el préstamo de Rivas pasó los controles

El préstamo de 67 millones de euros concedido por Caixanova a una promotora para llevar a cabo una operación urbanística en Rivas (Madrid) se subrogó sin pasar todos los controles preceptivos, como el comité de morosidad. Así lo han asegurado distintos testigos este lunes en el marco del juicio que se desenvuelve en la Audiencia nacional y por el que están imputados cuatro directivos de la antigua caja de Vigo, entre ellos el que llegó a ser su presidente, Julio Fernández Gayoso.

La operación urbanística llevada a cabo en Rivas Vaciamadrid en 2007 habría generado un perjuicio a la caja gallega de 41,8 millones de euros. En su condición de heredera de las cajas gallegas, Abanca declaró hoy como testigo en el juicio, representada por su director de contencioso y gestión judicial, José Ignacio Canle Fernández.

Investigación del FROB

El caso de Rivas es una de las siete operaciones sospechosas notificadas por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a la Fiscalía Anticorrupción a raíz de las investigaciones crediticias a Caixanova iniciadas en diciembre de 2010.

Los acusados habrían participado en 2007 en la concesión de un préstamo por importe de 67,1 millones de euros para la compra de un solar a una sociedad participada por varias mercantiles vinculadas a la caja gallega, entre ellas Gorrigebe, cuyo único propietario era Antonio Gorriarán, hermano de Gregorio Gorriarán, exdirectivo de Caixanova y uno de los imputados por administración desleal.

Sin documentos sobre el préstamo

En la instrucción se desveló que los riesgos de esta operación no fueron explicados al consejo de administración, ya que con carácter previo a la aprobación del préstamo Caixanova se sirvió de análisis incompletos, pues no se distinguía el valor entre las fincas y se basó en una tasación que advertía de la necesidad de recabar cédula urbanística. Sobre los controles que tuvo que pasar el préstamo se ha interesado la fiscal Inmaculada Violán, ante las cuales el asesor jurídico de Abanca no ha podido aportar documentos "que demostrasen de forma fehaciente que la subrogación del préstamo pasó los controles necesarios".

Declaración del director de morosidad de la caja

Tras el directivo de Abanca ha comparecido, también como testigo, José González Rodríguez, que entre 2007 y 2010 fue director de inversión irregular, litigios, concursos y morosidad hasta un millón de euros, que ha asegurado que por su área no pasó en ningún momento el préstamo de Rivas.

Por la sección cuarta de la Sala de o Penal han pasado ya los cuatro exdirectivos, tras los cuales es el turno de los testigos y, posteriormente, el de los peritos. Está previsto que la sesión se reanude el próximo jueves 7

 

 

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad