Xulio Ferreiro, alcalde de A Coruña, con los socios de Tranvías en una imagen de archivo/ Compañía de Tranvías

Las subvenciones inflan un 75% el beneficio de la concesionaria del bus de A Coruña

stop

Competencia recomienda llevar a Bruselas las subvenciones a la Compañía de Tranvías, con beneficios muy por encima de la media, por posibles irregularidades

Rubén Rodríguez

Economía Digital

Xulio Ferreiro, alcalde de A Coruña, con los socios de Tranvías en una imagen de archivo/ Compañía de Tranvías

en A Coruña, 22 de mayo de 2018 (17:47 CET)

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha recomendado trasladar a la Comisión Europea las ayudas percibidas por la concesionaria del bus urbano de A Coruña, la Compañía de Tranvías, con el objeto de evaluar su “adecuación al derecho de la UE” y, en caso de no ser así, “se proceda a la recuperación de las ayudas de Estado que pudieran haberse otorgado y fuesen incompatibles” con la regulación. Es más, dice Competencia, se deberá “suspender” cualquier pago a la empresa hasta que Bruselas se pronuncie.

Avala así la tesis del Concello da Coruña, que considera que se produjo una “sobrecompensación” en las subvenciones otorgadas para la explotación del servicio  y que trasladó al supervisor sus dudas sobre el régimen de tarifas del transporte en la ciudad.

15 millones en dividendos

El Ayuntamiento abonó 8,9 millones en 2016 y 8,6 millones en 2015 para compensar a la Compañía de Tranvías por determinados descuentos en las tarifas del servicio --estudiantes, parados…--. Con estas subvenciones, la concesionaria logró unos beneficios de 4,5 y 3,9 millones respectivamente. Los buenos resultados permitieron a la empresa de la familia Prada Muradás repartir 4,8 millones en dividendos a los socios. La remuneración a los accionistas asciende a 15 millones a cuenta de los ejercicios comprendidos entre 2010 y 2016.

La Compañía de Tranvías repartió 15 millones en dividendos a los socios a cuenta de los beneficios obtenidos entre 2010 y 2016

Una concesión sin riesgo

El problema de fondo radica en la interpretación del convenio de 1986 con el que Francisco Vázquez, entonces alcalde de la ciudad herculina, adjudicó a dedo la concesión. Ningún gobierno municipal adaptó el acuerdo al reglamento europeo 1370/2007, lo que para Competencia tiene como resultado que la Compañía de Tranvías explote la concesión con unos beneficios blindados y, “aparentemente”, situados por encima de los “razonables”.

El régimen actual, dice el supervisor, se caracteriza por “atribuir un margen comercial al concesionario que anula el riesgo operacional de su gestión y fortalece su posición competitiva”. Por este motivo recomienda elevar la cuestión de las ayudas a la Unión Europea en caso de continuar operando de la misma manera o bien adaptar ya el régimen económico aplicado a la concesionaria al reglamento comunitario del año 2007.

Beneficios por encima de lo “razonable”

El equipo de Xulio Ferreiro no pone el foco sobre las subvenciones otorgadas a la Compañía de Tranvías, sino sobre el precio del billete, que siempre ha ido al alza durante 32 años de concesión. Marea Atlántica pretende conseguir la gratuidad para los menores de 13 años y de los transbordos, además de bajar la tarifa general de 1,30 euros a 1,10 euros, lo que equivale a deshacer el incremento experimentado desde 2010. Esta es hoy una opción más probable que la de convocar un nuevo concurso.

La documentación remitida por el Consistorio a Competencia, y en la que se basa la resolución del regulador, pone de manifiesto que las ganancias de la empresa están hasta un 75% por encima del “beneficio razonable” congruente con la normativa comunitaria.

Xulio Ferreiro apuesta por bajar el precio del billete y por la gratuidad del transbordo, antes que por un nuevo concurso

4 millones de más

Se fundamenta el Concello en un informe de 2017 de investigadores de la Universidade da Coruña, titulado Beneficio razonable del contrato de prestación de los servicios de transporte público urbano del Ayuntamiento de A Coruña. El documento revisa doce licitaciones de servicios similares realizadas recientemente para extraer una remuneración de mercado congruente con las exigencias del reglamento comunitario. Es decir, hace una estimación de cuál sería la horquilla de beneficios de una adjudicación competitiva, y no a dedo, como la que Francisco Vázquez dio a Compañía de Tranvías.

Los métodos de cálculo utilizados por los investigadores dan como resultado que, el beneficio obtenido por la concesionaria en 2016, 5,9 millones, está un 75% por encima del “beneficio razonable de mercado”. “Supone un exceso sobre el beneficio razonable calculado según este criterio de 4.826.149 euros”, dice el informe.

La lógica de las compensaciones

Realiza otras dos estimaciones tomando como referencia otros parámetros. El primero refleja un exceso de ganancias de 4,5 millones, en base a los costes del servicio; y el tercero un exceso de 3,75 millones, en base al retorno de inversión (ROE). Y he aquí la contradicción, pues la concesionaria obtiene beneficios muy por encima de la media actual del mercado sin que por ello baje el precio del billete.

Apunta el Concello en la documentación aportada que el régimen actual solo tiene en cuenta la compensación a la cifra de negocio, algo similar a lo que ocurre con los convenios de la AP-9. En cambio, no se computan las líneas o servicios que son rentables.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad