Juan Luis Ramírez, socio fundador de Portobello Capital

Iberconsa, Trison, Sidecu... Portobello se hace de oro en Galicia

El fondo, que acaba de vender Iberconsa a Platinum Equity con importantes plusvalías, dispara los ingresos y beneficios de Trison y Sidecu desde su llegada

Los fondos cuentan con una presencia cada vez más destacada en el tejido empresarial gallego. En los últimos años han echado el guante a la mayor pizarrera del mundo (Cupa, con sede en Sobradelo de Valdeorras, que fue adquirida por Carlyle) y hasta a la autopista que vertebra Galicia, por la que Corsair mantiene una pugna judicial con Globalvia por tomar el control de la matriz de Audasa (Itínere). Pero si hay un fondo que ha redoblado su apuesta por Galicia en los últimos tiempos ese es Portobello Capital.

La firma controla desde Madrid dos empresas con sede en Galicia (la operadora de centros deportivos Sidecu y la empresa de marketing sensorial Trison) y pese a ceder el control de Iberconsa a Platinum Equity, todavía se reserva una participación del 27,5%, la mitad que antes de la venta. Todas ellas han experimentado un fuerte incremento en ventas y beneficios desde su entrada en capital, abriendo la puerta a plusvalías millonarias para Portobello en el momento de la venta.

El ejemplo de Iberconsa

“Tomamos posiciones de control en la gestión, lo que nos permite implantar cambios cuantitativos estratégicos y operativos, que nos llevan a maximizar el retorno para nuestros inversores”, argumentan desde Portobello sobre su modelo de gestión. El fondo aporta músculo financiero y cambios en el modelo organizativo en estas compañías para hacerlas crecer y lograr así unas ganancias más jugosas en el momento de la venta.

Como ejemplo está Iberconsa. Portobello Capital se hizo con el 55% de Iberconsa a finales de 2015 en una operación con la que valoraba a la pesquera viguesa (la segunda mayor del país tras Pescanova) en unos 180 millones de euros. Solo tres años después vendió su participación a Platinum Equity por una cantidad que implicaba valorar a la compañía en unos 550 millones de euros, prácticamente el triple que en el momento de entrada.

De por medio, la compañía protagonizó un proceso de expansión que se materializó con la compra de Atunera Argentina o Pesquera Santa Cruz, que se plasman en su cuenta de resultados. La compañía ha pasado de facturar 149,4 millones de euros en 2015 a 325 millones de euros en 2017, además de disparar su ebitda hasta los 60 millones de euros.

Trison para aprovechar el empuje de Inditex

Mientras en Iberconsa quedará relegada a un papel de accionista minoritario, Portobello sí ejerce el control accionarial sobre la compañía de marketing sensorial Trison y sobre la operadora de centros deportivos Sidecu. En la primera entró en abril de 2016, apenas cuatro meses después de hacer lo propio en Iberconsa. Con este movimiento se hacía con una compañía con sede en Sada (A Coruña) en cuya diversificada cartera de clientes hay uno que brilla con luz propia. Se trata de Inditex, cuyas tiendas provee de imagen (pantallas LED), sonido y de fragancias corporativas para mejorar la experiencia del cliente.

Al igual que Iberconsa, la compañía ha salido de compras con la adquisición de la francesa TMM Comunication, especializada en señalización digital y que cuenta con clientes como Mercedes-Benz, Carrefour, Danone o BNP Paribas. Una vez integrada, recibirá un nuevo espaldarazo a una cuenta de resultados al alza. En tan solo un año la compañía ha pasado de facturar 34,5 millones a los 51,4 millones de euros de 2017 en el que, además, logró salir de números rojos para cerrar con un beneficio de 2,4 millones de euros.

Los gimnasios de Sidecu, su última apuesta

La compra más reciente de Portobello en suelo gallego ha sido la de Sidecu. La firma coruñesa gestiona una treintena de centros deportivos repartidos por toda España a través de su marca Supera, en los que recibe a un total de 200.000 usuarios cada mes.

Portobello materializó su entrada en el capital de Sidecu en noviembre de 2017. El balance tras más de un año al frente de la compañía también es positivo. La firma coruñesa elevó sus ingresos desde los 43,7 millones de euros de 2017 a los 46 millones de 2018, logrando, además, disparar un 44% sus beneficios, que ahora se sitúan en los 2,5 millones de euros.

Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad