Empleada en la cadena de montaje de PSA en Vigo | EFE

'Gabinete de crisis' en PSA-Vigo para tratar el coronavirus

La compañía celebra este viernes una reunión en su planta de Balaídos para decidir qué medidas toma para hacer frente a la expansión del Covid-19

Reunión clave en PSA-Vigo en plena expansión de coronavirus. La multinacional gala celebra este viernes una reunión en sus instalaciones de Balaídos para perfilar qué medidas de contención toma para minimizar los efectos del Covid-19 de cara a la semana que viene.

Sobre la mesa estará la planificación del calendario de trabajo de la próxima semana, en el que está por ver si implementará algún ajuste para hacer frente a las tensiones logísticas con la llegada de componentes del exterior y a la menor demanda de vehículos por parte de los concesionarios. También la puesta en marcha de medidas de flexibilidad para evitar posibles contagios entre la plantilla de PSA en Vigo.

Un equipo de seguimiento

PSA creó ya hace semanas un equipo de seguimiento para monitorizar todas las posibles dificultades con las que se podría encontrar ante la expansión del coronavirus. La dueña de las marcas Citroën, Opel, Peugeot y DS tomó la decisión cuando el Covid-19 no se expandía todavía por Europa occidental , pero sí por China, país del que depende a la hora del suministro de componentes.

Fuentes sindicales consideraban, de hecho, que, por este motivo, en el caso de que alguna empresa del motor del área de Vigo se viese obligada a aplicar algún tipo de ajuste de empleo por tensiones en el suministro de piezas, PSA sería la primera en hacerlo, algo que, sin embargo, todavía no se ha producido. 

Prevenir el coronavirus

Además de revisar periódicamente la hoja de ruta de producción en la factoría de Balaídos, PSA ha difundido diferentes pautas y recomendaciones entre sus trabajadores para prevenir posibles contagios. Entre ellos, protocolos para evitar el contacto entre transportistas y trabajadores, la prohibición de viajes, el control de accesos para evitar la entrada de personas que hayan estado en países de riesgo. A todo ello se une la intensificación de las tareas de limpieza para minimizar el riesgo de que se registren casos de Covid-19 en la planta de Vigo, que tenía previsto batir récord de producción en este 2020.

En concreto, los responsables de la factoría habían desvelado el pasado mes de diciembre que de Balaídos saldrían un total de 550.000 vehículos a lo largo de este año. La compañía daría un nuevo salto en Vigo gracias a la incorporación a sus líneas de producción tanto del todocamino Peugeot 2008 como de la Toyota Proace City, el primer vehículo de la marca japonesa que se ensambla en España. Sin embargo, la crisis por el coronavirus amenaza con convertirse en una piedra en el camino para PSA en su camino por llevar la producción a máximos históricos en Galicia. 

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad