Vista aérea de la Ap-9 a su paso por el puente de Rande

En libertad sin fianza la extesorera de Audasa denunciada por estafa

Autopistas del Atlántico y la Fiscalía recurrieron la decisión del juez, pero la Audiencia Provincial de A Coruña deja en libertad a la extesorera

La extesorera de Autopistas del Atlántico (Audasa) denunciada por la empresa por urdir una millonaria estafa cumple el confinamiento en plena crisis del coronavirus como cualquier mortal, en su casa. La que fue durante diez años responsable de la tesorería de la concesionaria de la AP-9 ha salido de la cárcel de Teixeiro, donde cumplía prisión provisional a la espera de juicio por presuntos delitos de estafa, falsedad documental y blanqueo de capitales. Está en libertad desde el pasado 6 de abril.

Desde mayo del año pasado llevaba en cárcel I.C.M., después de que el titular del Juzgado de Instrucción número ocho de A Coruña decretara para ella prisión provisional, comunicada y sin fianza. La extesorera ha salido de Teixeiro en contra del criterio de Audasa, que fue quien denunció los hechos inicialmente, y del propio fiscal, que ahora han recurrido sin éxito la decisión del juez ante la Sección Primera de la Audiencia Provincial de A Coruña.

Comparecencia cada quince días

De acuerdo con fuentes del caso consultadas por Economía Digital, los magistrados de la Audiencia Provincial han sido contundentes en su resolución, al haber decretado libertad sin fianza para la extesorera. Además, la eximen de presentarse en los juzgados mientras dure el estado de alarma, y solo después deberá comparecer cada quince días en los juzgados de guardia. También le han retirado el pasaporte.

La defensa de la extesorera había presentado dos recursos contra el auto del juez que establecía las medidas  cautelares de prisión provisional alegando que "no se dan los presupuestos ni los fines que legitimen la aplicación de una medida tan restrictiva de la libertad personal" por lo que solicitaba que se acordase la libertad provisional y, solo subsidiariamente, la prisión condicionada al abono de una fianza en importe máximo de 3.000 euros.

Estafa, falsedad y blanqueo

La extesorera de Audasa está acusada de un delito continuado de estafa, de especial gravedad por razón de su cuantía, de otro falsedad documental y también por blanqueo de capitales. La estafa, según la denuncia presentada por Audasa, podría elevarse a 1,2 millones de euros, aunque durante las instrucción se han llegado a barajar cifras sustancialmente superiores, acerdándose a los 1,7 millones.

I.C.M. fue durante diez años tesorera de la concesionaria de la AP-9, y fue despedida en enero del año pasado, justo antes de que la compañía denunciara la presunta trama, que pasaba, supuestamente, por la generación de operaciones de pago de franquicias de seguros por parte de la entonces tesorera que no aparecían en la contabilidad de Audasa y que no correspondían con verdaderos siniestros. La operativa se habría llevado a cabo durante varios años.

Juicio por despido

El juicio por el despido de la extesorera, en paralelo a la causa penal, está fijado en los juzgados de lo Social de A Coruña para este mismo mes, aunque las fuentes cosultadas dan por hecho que la vista se aplazará por el estado de alarma decretado por el Gobierno.

La presunta trama denunciada por Audasa consistía en pagos ficticios de franquicias de seguros por siniestros que realizaba la extesorera, presuntamente, a espaldas de sus superiores. El mecanismo estuvo operativo, según la denuncia inicial, durante varios años y  sirvió a la extesorera para desviar fondos millonarios de la compañía.

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad