Vista aérea de la Ap-9 a su paso por el puente de Rande

En prisión la tesorera de Autopistas del Atlántico, acusada de estafa

El juez mantiene en prisión sin fianza a la tesorera de la concesionaria de la AP-9, despedida en enero, por un presunto delito de estafa de 1,2 millones

La cárcel de Teixeiro es el actual destino de quien durante diez años, y hasta el pasado mes de enero, fue responsable de la tesorería de Autopistas del Atlántico (Audasa). El titular del Juzgado de Instrucción número ocho de A Coruña mantiene en prisión provisional, comunicada y sin fianza a I.C.M., acusada de un delito continuado de estafa, de especial gravedad por razón de su cuantía, de otro falsedad documental y también por blanqueo de capitales. La estafa, según la denuncia presentada por Audasa, podría elevarse a 1,2 millones de euros.

Una investigación interna llevada a cabo por la concesionaria de la AP-9 acabó en una denuncia presentada por la compañía en la comisaría de Policía a finales de diciembre de 2018. La denuncia fue cursada por los responsables de Administración de Audasa, previa consulta al director general. Así consta en los autos a los que ha tenido acceso Economía Digital que obran en el Juzgado de Instrucción número ocho de A Coruña, que instruye ahora el caso.

Prisión por estafa, blanqueo y falsedad

Semanas después de la primera denuncia, en enero, la responsable de Tesorería era despedida de la compañía. Abiertas las diligencias y la fase de investigación, con registro en el domicilio particular de la acusada, el juez acordó mediante un auto del 29 de mayo la prisión provisional y sin fianza para la ya entonces extesorera de Audasa.

De acuerdo con los autos por los que la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña desestima la puesta en libertad de la acusada, "los hechos investigados revisten la apariencia de un delito continuado de estafa, de especial gravedad, por razón de la cuantía (más de un millón de euros), falsedad documental (simular facturas con firmas falsas) y blanqueo de capitales (adquisición de bienes y solicitud de préstamos)". A juicio de la sala, estos son motivos suficientes para la negación, por dos veces, de la puesta en libertad de la extesorera, la última mediante un auto fechado la semana pasada.

Los jueces rechazan la puesta en libertad de la extesorera de la AP-9 por riesgo de fuga por la elevada cantidad de dinero sustraído

Transferencias desde Audasa a cuentas particulares

Al margen de la instrucción que se sigue en el juzgado, la Audiencia Provincial considera en sus autos que "con toda la provisionalidad que caracteriza la fase procesal en la que nos encontramos debemos concluir que la gravedad de los hechos objeto de enjuiciamiento, el mantenimiento en el tiempo y la cantidad de dinero trasferido desde las cuentas de Autopistas del Atlántico y Autoestradas de Galicia", a una cuenta titularidad de la tesorera "avalan la consideración de que puede disponer de efectivo para sustraerse a la acción de la Justicia, teniendo en cuenta en que el riesgo será mayor cuanto lo sea proximidad de la celebración del juicio". Aluden, así, a una eventual fuga.

Autoestradas de Galicia es concesionaria de la Xunta, pero también está bajo el control del Grupo Itínere, como la Autopista del Atlántico. Autoestradas de Galicia gestiona la AG-55 entre A Coruña y Carballo y la AG-57 entre Vigo y Baiona. Audasa mantiene desde hace años una agria polémica con la Xunta por el aumento de los de peajes. Actualmente está en fase de tramitación la transferencia de la titularidad de la AP-9 a Galicia.

Talones bancarios y reintegros en cajeros

En concreto, y según consta en la denuncia presentada por Audasa, las transferencias desde Autopistas del Atlántico y su filial Autoestradas de Galicia a una cuenta particular de la tesorera abierta en una entidad financiera con la que no solían trabajar se elevan a 1,2 millones de euros. También constan reintegros mediante talones bancarios realizados por la ejecutiva por importe de 124.550 euros, reintegros en cajeros automáticos por importe de otros 202.261 euros, y transferencias bancarias de 312.292 euros.

Los magistrados valoran otros agravantes en la situación de la que durante diez años fue tesorera de la concesionaria de la AP-9. Entre ellos, haber procedido a otorgar capitulaciones matrimoniales, es decir, realizar separación de bienes con su marido, y proceder a la venta de joyas en diversos establecimientos de A Coruña, de lo que derivaría la imputación de blanqueo de capitales, otro de los delitos que se le atribuyen.

La Audiencia considera que los hechos muestran la conducta propia del que delinque "para mantener un nivel de vida por encima de sus posibilidades"

"Nivel de vida suntuario"

El anexo fotográfico de los registros en su domicilio, incorporado a las actuaciones, permite a la Sala Segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña considerar que la entonces tesorera "mantenía un nivel de vida suntuario, lo que en definitiva incrementa la gravedad intrínseca de los hechos objeto de enjuiciamiento y pone de manifiesto una conducta propia de la profesionalidad del que delinque para mantener, de modo continuado, un nivel de vida muy por encima de sus posibilidades".

En los autos figuran, entre otras, transferencias realizadas por la acusada, I.C.M., por importe de 18.733 euros para el pago de la instalación de una cocina, otra transferencia a la compañía AG Piscinas por importe de 9.082 euros, una de 5.219 euros para el pago de parte de un coche, y dos transferencias más a El Corte Inglés por importe de 8.908 euros.

En su primera declaración ante el juez, el pasado 29 de mayo, la tesorera de Audasa admitió conocer los hechos por los delitos que se le imputan pero se acogió a su derecho a no declarar. En estos meses, por el Juzgado de Instrucción número ocho de A Coruña también han pasado a declarar, en calidad de testigos, responsables y directores de Administración de Autopistas del Atlántico.

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad