El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el conselleiro de Economía, Francisco Conde, con uno de los drones que Babcock fabrica en Rozas

El concurso de los helicópteros de la Xunta ya está en los tribunales

El Tribunal de Contratación Pública desvela que Babcock abrió un contencioso contra su exclusión del concurso de helicópteros del 061

 

Cerrado el concurso del servicio de transporte sanitario aéreo urgente del 061, los dos helicópteros con bases en Ourense y Santiago que Habock comenzará a operar el 16 de abril, se abren nuevos frentes judiciales en torno a la adjudicación. Babcock, la antigua Inaer, ha recurrido a la vía del contencioso su exclusión en el proceso de contratación. La mesa de la Fundación Pública Urxencias Sanitarias de Galicia-061 resolvió en abril del año pasado que la multinacional británica incumplía las prescripciones técnicas en lo relativo a la climatización y refrigeración de la célula sanitaria de las aeronaves.

Esa decisión marcó un concurso que fue adjudicado por 9,08 millones a Eliance (Habock) tras la batalla de recursos librada por su rival Babcock, que forzó a paralizar en varias ocasiones el procedimiento. Hasta tres veces debió el organismo licitante adjudicar los helicópteros a la empresa de Luis Miñano, que comenzará a prestar el servicio, según la Xunta, el 16 de abril, casi nueve meses después de la primera adjudicación, el 1 de agosto de 2018.

Babcock recurre su exclusión del concurso

El último recurso desestimado por el Tribunal Administrativo de Contratación Pública de Galicia (Tacgal) agotó la vía administrativa para Babcock. La propia resolución del Tacgal, sin embargo, desvela que la multinacional británica, que ha guardado un escrupuloso silencio respecto a los avatares del concurso, ya ha acudido a la vía judicial con la presentación de un contencioso contra su exclusión.

El Tacgal, organismo adscrito a Facenda, razona que el recurso de Babcock debe ser admitido a consideración ya que su exclusión del concurso está recurrida. “La situación no sería la misma si esa exclusión no estuviera recurrida en este momento, o si la acción impugnatoria, aquí el contencioso administrativo, no perviviera”. Responde así a una alegación de Habock en la que argumentaba que la antigua Inaer no estaba legitimada para recurrir la adjudicación al quedar excluida del proceso y buscar que el concurso quede desierto para volver a presentarse en una ulterior convocatoria. Al final, el resultado es el mismo, pues si bien el Tacgal reconoció que Babcock estaba legitimada para recurrir, desestimó su recurso. De paso, desveló que seguirá librando batalla por la vía judicial.

La multinacional británica insistió en todo momento en que no hace valoraciones sobre el concurso por lo que tampoco aclara si recurrió también la adjudicación a Habock en los tribunales a través de un contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, como afirman fuentes consultadas por este medio. La compañía continúa operando el servicio beneficiándose de una prórroga del contrato a la espera de que la nueva concesionaria aterrice en las bases de Ourense y Santiago.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad