Pablo Isla, presidente de Inditex | EFE

El banco de Amancio Ortega: Inditex duplica su caja en ocho años

La multinacional de Amancio Ortega cierra el trimestre con una liquidez de 6.660 millones, más que el valor en bolsa de catorce empresas del IBEX

Inditex ha logrado confeccionarse su propio banco. El gigante textil con sede en Arteixo puede presumir de ser una de las pocas firmas del IBEX 35 que es capaz de pagar sus inversiones a pulmón, sin necesidad de recurrir ni a préstamos, ni a bonos ni a emisiones de nuevas acciones.

La compañía fundada por Amancio Ortega cuenta con una posición de caja de 6.660 millones. Es la diferencia entre su tesorería y el valor de sus activos financieros a más corto plazo respecto a su raquítica deuda financiera (124 millones de euros). La compañía echó mano de estos recursos para financiar su programa de inversiones por valor de 2.700 millones de euros, en un funcionamiento que, lejos de deteriorar su posición de caja, la está reforzando todavía más.

De 3.500 a 6.600 millones de euros

Inditex echa mano de su modelo de negocio para asegurarse una rápida generación de caja. Sirve sus pedidos online y lleva sus prendas a los escaparates de su tienda con la misma rapidez con la que luego desaparecen, permitiendo así a la compañía librarse de stock.

Este modelo de negocio que Pablo Isla definió ayer como “diferencial” durante la conference call con inversores, ha impulsado la posición de caja de la firma textil. En 2011 esta ascendía a los 2.434 millones de euros, en 2012, a los 3.563 millones, en 2016 rompió la barrera de los 5.000 millones de euros y ahora se encarama hasta los 6.600 millones de euros.

Casi 1.500 millones a productos financieros

Esta posición de caja da un colchón a la compañía para abordar nuevas inversiones, pero también genera rentabilidad por sí misma. Y es que Inditex canaliza en estos momentos un total de 1.477 millones de euros a inversiones financieras a corto plazo (operaciones en el mercado de renta fija).

El resto, unos 5.200 millones de euros, van a parar al epígrafe “caja y equivalente”. En él se agrupan no solo los saldos en caja y depósitos a la vista con los que se opera cada día, que representaban un tercio de esta partida al término del 2018.

La mayor parte de estos recursos van a parar a imposiciones a corto plazo. A esta partida fueron a parar los dos tercios restantes de la partida “caja y equivalente” del año pasado. Bajo esta categoría quedan agrupados tanto los depósitos a plazo como las participaciones en fondos de inversión en activos del mercado monetario, con los que Inditex logra un empujón adicional a unas cuentas que volvieron a batir todos sus records en un trimestre en el que elevó un 10% sus ganancias.

La caja de Inditex 'se cuela' en el IBEX

Inditex es una de las pocas cotizadas españolas que logra una posición financiera neta positiva y, además, sus 6.600 millones de euros de posición de caja superan con holgura a la segunda clasificada en este ranking: Corporación Financiera Alba (controlada por la familia March), que sumaba 269,4 millones de euros en este concepto al término de 2018.

Pero las cifras de Inditex toman mayor relieve cuando son comparadas con la capitalización de las empresas del IBEX 35. Y es que un total de 14 compañías del selectivo español de referencia valen menos en bolsa que la propia posición de caja de Inditex. Se trata de Bankia (6.725 millones de euros), Enagás (5.980 millones), Merlin Properties (5.727 millones), Bankinter (5.663 millones), Acciona (5.612 millones), Banco Sabadell (5.249 millones), Inmobiliaria Colonial (5.112 millones), Cie Automotive (3.083 millones), Acerinox (2.392 millones), Mediaset (2.610 millones), Viscofan (2.118 millones), Meliá Hotels (1.944 millones), Indra (1.747 millones), Técnicas Reunidas (1.302 millones) y Ence (919 millones).

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad