Alberto Núñez Feijóo es el favorito para relevar a Mariano Rajoy al frente del PP. EFE
stop

El PP prevé celebrar en julio su congreso, lo que obligará a Feijóo a decidir en las próximas semanas si opta a relevar a Rajoy al frente del partido

en A Couña, 06 de junio de 2018 (05:00 CET)

Tan pausado parecía el ritmo de Mariano Rajoy en la presidencia del Gobierno como acelerado el pulso del PP tras la exitosa moción de censura de Pedro Sánchez. La despedida del expresidente del Gobierno, anunciando su salida de la primera línea política a medida que se produzca el relevo en la dirección, ha puesto en marcha los mecanismos internos para elegir al nuevo líder del partido. La junta directiva se reunirá el lunes con el principal objetivo de poner fecha al congreso extraordinario. Todo apunta a que será en la segunda quincena de julio, alrededor del día 20. Consideran los populares que no tiene objeto dilatar el periodo de transición, a no ser que se desvelen excesivas tensiones internas respecto a los candidatos.

Hay tres posibles y el que más consenso genera es el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Las otras dos personas con posibilidades reales de postularse son Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría, sobre todo, esta última. Los movimientos empezarán a producirse a partir de la junta directiva del próximo lunes. Por estatutos, el presidente del partido es automáticamente el candidato a la presidencia del Gobierno.

Operación Feijóo

Dos acontecimientos de este martes allanan el camino a Feijóo en caso de que se lance en la carrera por liderar el partido, cuestión sobre la que no respondió con claridad a quien le interrogó al respecto. Por un lado, la retirada ordenada de Mariano Rajoy, de la que tuvo conocimiento horas antes de que compareciera.

Por el otro, la constatación de que parte como uno de los mejor posicionados para ganar el congreso. El presidente de la Xunta tenía entre sus condiciones para dar el salto que hubiese consenso en torno a su figura, dicho de otra manera, que el partido le requiriese. Este martes, pese a que nadie quiso quitar protagonismo a Rajoy, los mensajes de apoyo llegaron al mandatario gallego. También en el propio partido en Galicia, donde asumen que es el favorito para tomar el relevo.

Más allá de los resultados electorales en la comunidad, la cúpula de los populares entiende que la imagen de Feijóo responde bien a la necesidad de renovación del partido y de reenganchar el voto más joven. También consideran que sería el más efectivo en la pelea por recuperar el voto fugado hacia Ciudadanos, que está todavía intentando recomponerse tras la moción de censura de Pedro Sánchez.

¿Un pacto?

La otra candidata que sonaba este martes con fuerza era Soraya Sáenz de Santamaría. La ex vicepresidenta del Gobierno tiene, según las fuentes consultadas, varios hándicaps respecto a Feijóo. Creció políticamente al lado de Mariano Rajoy pero no logró recolectar poder orgánico –no tiene actualmente más cargo que el de diputada—y, sin embargo, sí que se granjeó enemistades, como la de Dolores de Cospedal.

Por este motivo, para evitar que afloren tensiones internas, no sería extraño un pacto para presentar una candidatura única con Feijóo como piedra angular, acuerdo que estaría muy bien visto por la dirección del partido, según las mismas fuentes. El presidente de la Xunta tiene una buena relación con Cospedal, no así con Sáenz de Santamaría, a quien vinculan con la filtración de las fotos con el narcotraficante Marcial Dorado.

La sucesión en Galicia                                                                                        

Si Feijóo decide dar el paso en las semanas siguientes a la junta directiva del próximo lunes, se acelerará el proceso de sucesión en Galicia, una tarea que atemoriza al partido pese estar dentro de su agenda desde que el presidente de la Xunta anunció que este sería su último mandato.

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad