José Manuel Loureda, expresidente y consejero de Sacyr / EFE

José Manuel Loureda y Manuel Manrique aguantan el pulso en la cúpula de Sacyr

stop

El hijo del empresario de Betanzos abandona el consejo pero sin ceder a la presión del primer accionista, José Moreno Carretero, para ganar poder en la cúpula

en A Coruña, 27 de abril de 2018 (05:00 CET)

La dupla formada por Manuel Manrique, presidente de Sacyr, y el gallego José Manuel Loureda, uno de los fundadores de la constructora, ha mantenido el pulso al primer accionista en la batalla por las cotas de poder en la cúpula de la compañía. Sacyr acometió la reestructuración del consejo de administración anunciada hace casi un año para atender a los significativos cambios en su composición accionarial, pero sin conceder a José Moreno Carretero, que supera el 15% del capital, su ansiado segundo asiento en el cónclave.

Los pesos pesados de la compañía optaron por otra fórmula. Decidieron dar entrada a tres independientes y rebajar el número de afines de Manrique, Loureda y Demetrio Carceller. A consecuencia de esta decisión, salió del consejo del hijo de José Manuel Loureda, el ingeniero de Betanzos que formó parte del grupo fundador de la compañía en 1986, a su salida de Ferrovial. También abandonaron sus puestos de consejeros el hijo de Manuel Manrique y Raimundo Baroja, vocal dominical representante de Carceller.

Entrada de independientes

De esta manera, el tablero queda más equilibrado, pero Moreno Carretero no gana terreno. El puesto que demandaba quedará en manos de independientes, con la entrada de la exdirectora de Telefónica España Cristina Álvarez Álvarez, al experto en banca de inversión José Joaquín Güell Ampuero, y a María Jesús de Jaén Beltrá, profesional que actualmente asesora sobre proyectos sostenibles. Estos cambios deben ser ratificados por los accionistas.

Moreno Carretero, el consejero rebelde

Moreno Carretero había demandado ya en la junta de accionistas del año pasado "abrir una reflexión" para adecuar la composición del máximo órgano de gestión a los cambios accionariales y a las últimas recomendaciones de buen gobierno. El empresario manchego, ex de Ferrovial, ejerció de díscolo en varias ocasiones a partir de entonces, por ejemplo, votando en contra del informe de remuneraciones.

Moreno Carretero solicitaba más peso en el consejo de Sacyr tras elevar su participación, que se sitúa, según los registros de la CNMV, en el 16,1%. Sin embargo, la compañía solo le reconoce una participación directa del 5,1%.

El nuevo reparto de sillones

Tras estos cambios, Demetrio Carceller, con el 14,7% de su capital, se queda con dos consejeros, además del puesto del grupo Satocán, con el que tiene sindicada la participación.

El expresidente y también consejero de Repsol, José Manuel Loureda, con un 7,8%, se queda solamente con su asiento, al salir del consejo su hijo, lo mismo que sucede con el presidente Manuel Manrique, que tiene una participación del 1,5%.

En cuanto al resto de socios, el grupo Fuertes mantiene el sillón de Tomás Fuertes en representación de la participación del 6,2% que tiene en la empresa.

Moreno Carretero mantendrá el puesto que él mismo ocupa desde que en 2011 desembarcó en Sacyr en el marco de las ampliaciones de capital que acometió el grupo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad