José Manuel Loureda, expresidente ysegundo mayor accionista de Sacyr / EFE

Loureda se hace fuerte en la guerra entre accionistas de Sacyr

El ingeniero coruñés José Manuel Loureda, cofundador de Sacyr, eleva su participación al 8% ante la ofensiva de Moreno Carretero, expulsado del consejo

Movimientos en los grandes accionistas de Sacyr y golpe sobre la mesa de José Manuel Loureda. El ingeniero coruñés, uno de los fundadores del grupo, ha elevado hasta el 8,005% la participación que tiene como segundo accionista. Loureda aumenta su posición desde el 7,8% mediante la compra de alrededor de un millón de títulos de la constructora. La operación la ejecutó a través de uno de sus brazos inversores, Prilou.

No es un simple movimiento para reforzarse como segundo accionista. De paso, el empresario gallego cierra el paso de José Moreno Carretero, expulsado del consejo de administración de Sacyr hace solo unos meses, pero uno de los accionistas de referencia. Días atrás, Moreno Carretero también elevó su participación en Sacyr aprovechando la baja cotización de los títulos, colocándose con el 7,1% del capital, muy cerca del 7,8% que tenía Loureda.

Demetrio Carceller se mantiene como primer accionista, con una participación del 14,5% en la compañía, porcentaje que suma su sindicación con el grupo Satocán. En el capital del grupo de construcción y concesiones también están presentes el grupo de alimentación Fuertes, con un 6,2%, y el presidente de la compañía, Manuel Manrique, con un 1,5%.

La batalla con Moreno Carretero

Los movimientos en el capital de Sacyr se registran después de que el pasado mes de junio la junta del grupo acordara "separar" a Moreno Carretero del puesto que tenía en el consejo por considerar que había "incumplido sus deberes legales y estatutarios para con la compañía". El también empresario de la construcción acudió a la junta con la intención de plantear un conjunto de propuestas de cambio en el gobierno corporativo de la empresa, entre ellas la de nombrar un consejero delegado.

Una semana antes de la asamblea, este accionista llevó a Sacyr a los tribunales para impugnar un cambio en el reglamento del consejo del grupo por el que, según aseguró entonces, se obligaba a los consejeros a notificar las comprar y ventas de acciones de la empresa. El presidente del grupo, Manuel Manrique, tras la expulsión del accionista del consejo, dijo ante la asamblea que "Sacyr tiene que estar por encima de todo". "No podemos permitir que nada ni nadie, con intereses individuales, desvíe al grupo de su actual dinámica de crecimiento y progreso", enfatizó entonces.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad