Sala de apuestas de Codere

Cinco grupos controlan las apuestas de Galicia

Luckia,Comar, Codere, Sportium y Reta son las compañías mejor implantadas en la comunidad, donde también operan Orenés, Kirolbet y Bwin

El negocio de las apuestas desportivas se reguló en Galicia en el año 2012 provocando que los grandes del juego en España desembarcasen en la comunidad para desplegar sus terminales. Pasados siete años, y con la Xunta aplicando una moratoria a la implantación de nuevos salones de juego y salas de apuestas, hay diez empresas comercializadoras y explotadoras de apuestas que están registradas en la comunidad, aunque son cinco grupos quienes concentran la mayoría de máquinas.

Las dos grandes del juego de Galicia, Luckia (Egasa) y Comar, aprovecharon su implantación en el territorio para desarrollar la nueva área de negocio. El grupo de José González lo hizo inicialmente con la marca Hat-trick, si bien la extensión de la marca Luckia a todo el grupo se ha aplicado también en los salones, tiendas de apuestas y en los Luckia Sport Café, espacios especializados que la compañía combina con las máquinas dispuestas en cafeterías. El grupo cuenta con unas 2.400 terminales de apuestas repartidas entre la Comunidad Valenciana y Galicia, según su propia página web.

Alianza entre Comar y Codere

Comar hilvanó una alianza con el gigante Codere para la instalación de máquinas y salas de apuestas en Galicia, aprovechando su fuerte implantación en el territorio. El equipo de José Collazo suma unos 600 puntos de venta en la comunidad, combinando las salas con la colocación de terminales en locales de hostelería.

El tercer grupo sería Cirsa, socia de Luckia en el casino de A Toxa y la mayor empresa del juego de España, que opera en la comunidad con la marca Sportium, operando corners y máquinas en locales de hostelería. Finalmente, Orenés (Vive la Suerte), de implantación más tardía, selló un acuerdo en 2017 con la Asociación Gallega de Empresas Operadoras (AGEO) para instalar rápidamente un centenar de máquinas deportivas en la comunidad. 

Completaría el grupo de principales operadores Reta, que tiene apenas un puñado de córners, pero que fue de las primeras en comenzar a instalar máquinas en los bares de la comunidad. Estos cinco grupos, seis si se separan Comar y Codere, dominan la mayoría de apuestas que se hacen en Galicia. Con menor implantación estarían Kirolbet y Bwin, también registradas. 

La moratoria de la Xunta

La decisión de la Xunta de paralizar las licencias para nuevas salas de apuestas y salones no afecta al desarrollo de las máquinas en los locales de hostelería, que llegarán a un máximo de 3.600. Restarían por instalar unas 500 para llegar al límite. 

El vicepresidente del Gobierno gallego, Alfonso Rueda, anunció que no habría licencias para nuevos salones y salas de apuestas hasta que se pusiera en marcha la nueva Lei do Xogo de Galicia, medida que justificó para evitar actitudes especulativas en los grupos y por la protección y la salud de la población.

La progresión del juego online, que es competencia del Estado, y la multiplicación de máquinas de apuestas deportivas ha generado una creciente alarma que las empresas están intentando combatir  día sí y día también, asegurando que el juego es una práctica segura en Galicia y España y que los casos de adicción o presencia de menores en salas son anecdóticos. 

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad