Estado de las obras en el complejo Arica City Center, que desarrolla Egasa en Chile. Foto: Archivo

Chile, el nuevo Dorado de las empresas gallegas

stop

Egasa, San José o Altia tienen en marcha negocios millonarios en Chile, donde Jealsa desarrolla proyectos energéticos

Economía Digital Galicia

Estado de las obras en el complejo Arica City Center, que desarrolla Egasa en Chile. Foto: Archivo

A Coruña, 12 de noviembre de 2017 (04:55 CET)

Chile se ha convertido en la puerta de entrada a Sudamérica para muchas empresas. En el caso de las firmas gallegas, la pujante economía chilena está generando importantes oportunidades de negocio. Compañías como Altia, San José o Egasa han firmado proyectos en el último año por valor de más de 70 millones de euros.

El grueso de ese montante se lo lleva Egasa, que ya abrió las puertas de su segundo casino en el país, concretamente en la región de Arica –tiene otro en la ciudad de Copiapó–, en un complejo en el que también levanta un hotel de cinco estrellas y un centro de convenciones. La inversión supera los 50 millones de euros, aunque los planes del empresario José González en Arica son mucho más ambiciosos, hasta el punto de que ha presentado a las autoridades locales y nacionales un macroproyecto de 1.300 millones para incrementar la oferta turística de la región en un 400%.

Egasa ha proyectado en Arica un desarrollo turístico que requerirá una inversión de 1.300 millones

Otra de las empresas que conoce bien el país es el Grupo San José. La constructora de Jacinto Rey desembarcó en Chile en 2009, y en la actualidad cuenta con una cartera de negocio de 300 millones de euros. El último proyecto que se ha adjudicado, esta misma semana, es el centro judicial de La Serena, en la provincia chilena de Coquimbo, por un importe de 25 millones de dólares (unos 21,5 millones de euros).

Pero la constructora gallega también ha perdido grandes oportunidades en la región. San José se quedó sin la autopista Rutas del Loa, de 136,5 kilómetros de longitud, y ubicada en la región de Antofagasta, un contrato de 900 millones de euros que contemplaba la construcción y posterior explotación durante 35 años de la vía, a cambio de una inversión de 250 milllones de euros para llevar a cabo los trabajos.

Tino Fernández dio en Chile el primer paso en la internacionalización de Altia

Una de las últimas empresas en llegar al país ha sido la tecnológica Altia, presidida por Tino Fernández. Lo ha hecho con un contrato gubernamental debajo del brazo, en la que es su primera gran aventura internacional. Su misión: desarrollar la aplicación informática para la Bolsa Nacional de Empleo del país andino. El acuerdo de colaboración expira en 2020, pero existe la posibilidad de renovarlo por un período de cuatro años más. El importe de la adjudicación ascendió a 2.210 millones de pesos chilenos (2,93 millones de euros).

Chile ha sido una plaza de referencia para la conservera Jealsa desde que se hizo con el control de la productora de pescados y mariscos enlatados Robinson Crusoe. Pero además del negocio conservero, la compañía gallega tiene en marcha desarrollos energéticos en el país. Jealsa reservó 19,7 millones para desarrollos eólicos e hidráulicos que tenían como principales escenarios España y el país andino. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad