Helicóptero del servicio de urgencias sanitarias del 061

Baleares echa a Eliance, la empresa de los helicópteros del Sergas

El Govern balear rescinde el contrato de transporte sanitario con Eliance, que acaba de adjudicarse este servicio en Galicia, por incumplir los pliegos

El Servicio de Salud del Govern balear ha decidido rescindir el contrato con Eliance, adjudicataria del transporte sanitario aéreo en las islas. La decisión se produce después de que la antigua Habock notificase que hasta el próximo mayo no podría cumplir con los requisitos de los pliegos técnicos del concurso en la que resultó adjudicataria.

La empresa, que en abril comenzó a operar el servicio de helicópteros del 061 en Galicia, reconoció que necesitaba más tiempo para poder realizar vuelos en modo instrumental, para situaciones de escasa visibilidad; y en multipiloto. Ante la dificultad para cumplir las exigencias del concurso, el Govern decidió rescindir el contrato tras haber concedido una prórroga a la empresa.

Según el director general del Servicio de Salud de Baleares, Juli Fuster, Eliance tampoco incorporó el nuevo avión B250 el pasado 1 de diciembre, como estaba previsto. El contrato, de 25 millones, incluía la operación de dos helicópteros y dos aviones. El Govern activará un nuevo concurso cuando la rescisión del contrato sea firme, pues Eliance tiene cinco días para presentar alegaciones a la decisión.

Adjudicataria en Galicia

La concesionaria, capitaneada por el antiguo dueño de Inaer, Luis Miñano, fue recientemente sancionada en Galicia por la Fundación Pública Urxencias Sanitarias de Galicia-061 debido a que no presentó un helicóptero de sustitución cuando la aeronave con base en Santiago sufrió una avería.

Eliance se hizo con el contrato de 9 millones para operar los dos helicópteros del 061 tras vencer a Babcock, su gran rival en materia de transporte aéreo urgente y la adjudicataria histórica del servicio en Galicia. La empresa, que acabó excluida del proceso de contratación, llegó a impugnar la adjudicación a Eliance alegando, precisamente, que no presentaba la documentación que acreditase las licencias necesarias para operar vuelos multipiloto e instrumental. El Tibunal Administrativo de Contratación Pública (Tacgal), sin embargo, dio la razón a la antigua Habock.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad