Vista interior de las instalaciones de Ingalsa

Ingalsa lleva la industria 4.0 llave en mano

La compañía con sede en Vigo nutre su cuenta d eresultados con pedidos para proveedores de la automoción con su robótica y soluciones de automatización

Ingeniería Gallega de Sistemas Automatizados (Ingalsa) marca el rumbo de las empresas gallegas a la industria 4.0. La compañía capitaneada por Fernando González Pardo y Fernando González López ha logrado erigirse como una de las mejores aliadas para todas aquellas firmas que apuestan por la automatización de procesos productivos.

Desde su cuartel general de 300 metros cuadrados en la ciudad de Vigo, la ingeniera gallega pilota el diseño y fabricación de maquinaria especial, instalaciones robotizadas, así como aplicaciones de visión artificial para instalar a la industria gallega en el universo 4.0.

Rentabilidad récord

La compañía ha logrado elevar su número de trabajadores en plantilla hasta las 24 personas gracias a la oleada de pedidos que le llegan procedentes del sector industrial que reina en el área de Vigo: la automoción. Algunos de los principales proveedores de la industria que cuentan con factorías propias en la zona, como TRW, Dalphi, Faurecia, Akwell Vigo Spain o Visteon, se sitúan entre los clientes más destacados de la compañía, que presume de rentabilidad con su cuenta de resultados.

Y es que Ingalsa cerró el ejercicio 2018 (últimas cuentas publicadas) con un margen neto del 24,2% tras lograr una facturación de 2,4 millones de euros y un beneficio de 591.000 euros (un 26,3% más que en 2017). Esta mejora de los resultados ha permitido reforzar la posición de capital de la compañía hasta elevar su patrimonio neto hasta los 1,46 millones de euros.

Visión artificial y robots

La compañía cuenta en su cuartel general de Vigo con centros de mecanizado de tres y cinco ejes, fresadoras y con equipos para la programación de pantallas táctiles, robots o equipos de visión artificial. Además, Ingalsa ha impulsado una división especializada en el diseño y construcción de medios de control que realiza en 3D a partir de los planos pieza que le aportan sus clientes, para los que realiza los proyectos llave en mano.

Además de estas líneas de negocio, la compañía ha logrado abrirse paso en el segmento de la robótica. Y es que Ingalsa es oficial system partner de KUKA, uno de los principales fabricantes mundiales de robots industriales. La compañía adapta robots para aplicarlos posteriormente a las funciones de soldadura, ensamblaje, paletizado o alimentación de prensas.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad