Pedro Martinez, director general de Marsan

Marsan, el vestido de la automoción

La empresa familiar que fundó Pedro José Martínez se convierte en un grupo de 25 millones de negocio y 500 empleados

Ejemplo práctico de una empresa familiar que se convierte en una multinacional gracias a la solidez de sus clientes y a la apuesta por la innovación. Marsan, el grupo vigués que fundó Pedro José Martínez, es especialista en revestimientos superficiales para automoción, con fines de protección, funcionalidad y aspecto.

Con 70 años de trayectoria, comenzó a operar como proveedor de la automoción en la década de los sesenta. Ligado a la evolución de la fábrica de PSA en Vigo, acabó convirtiéndose en proveedor directo o indirecto de Volkswagen, Renault, Fiat, Mercedes-Benz, BMW, Ford, Audi u Opel, entre otros.

Proceso de internacionalización

Actualmente está en un intenso proceso de internacionalización y prepara la apertura en Eslovaquia de su quinta planta en el extranjero, pues cuenta con tres en México y otra en Valença do Minho, además de la sede del grupo en el Parque Tecnológico y Logístico de Valadares.

La empresa que dirige Pedro Martínez Vergés factura en torno a 25 millones y cuenta con unos 500 empleados. El fuerte crecimiento que le llevó a más que duplicar sus ingresos desde 2016 tiene mucho que ver con este proceso de internacionalización con México como plaza clave.

Al país azteca llegó en 2013 con la creación de ITech Group en Celaya bajo la fórmula de la joint venture con la viguesa Izmar y la mexicana Ferre Baztán. Allí cuenta con tres plantas de pintura, además de un centro de medios logísticos.

Innovar como forma de vida

Durante la crisis económica, Marsan apostó claramente por la innovación, como prueba la puesta en marcha de su centro tecnológico M-Tech, concebido para el desarrollo de proyectos, patentes e instalaciones piloto. Trabaja en coordinación con centros de I+D y universidades y ofrece soporte técnico y formación para el propio grupo, mientras plantea soluciones propias para clientes.

De este vínculo con la innovación surgen varios proyectos que tiene en marcha Marsan, como el programa SIM4LEAM, financiado en el marco de las ayudas Reacciona TIC-Industria 4.0., para “la generación de un gemelo digital del proceso productivo de aplicación de pintura en polvo para la protección de componentes de la automoción”.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad