Planta de Industias Ferri en Gondomar

Industrias Ferri, la auxiliar del naval que quiere rescatar personas

Industrias Ferri, de Gondomar, factura casi 10 millones al año. Entre sus nuevos proyectos figura un sistema para facilitar el rescate de pateras

Las empresas ligadas al naval han jugado siempre un papel fundamental en la industria gallega, siendo su punta de lanza los gigantes Navantia y Barreras, especialmente afectadas en los últimos años tanto por problemas propios como por la falta de pedidos. No obstante, la comunidad cuenta con muchas más firmas, no tan presentes en los medios pero que llevan décadas trabajando en el sector como grandes proveedoras. Es el caso de Industrias Ferri, auxiliar mecánica del naval, ubicada en Gondomar (Pontevedra) y que el pasado año facturó casi 10 millones de euros solo con su sociedad cabecera. Empresa caracterizada por la apuesta por la innovación, el pasado año presentó un sistema destinado a facilitar los rescates de personas en el mar que viajan en embarcaciones totalmente precarias, como las pateras.

Aunque muy diversificada y centrada en estos momentos en la innovación relacionada con la mecánica naval, Ferri es una de las muchas industrias familiares de Galicia. Sus orígenes se encuentran en un pequeño taller situado en uno de los bajos del padre del fundador de la compañía, Ricardo Fernández Villar, mecánico naval y capitán de barco. A lo largo de 50 años, Ferri se especializó en la fabricación de equipos para todo tipo de embarcaciones. La explosión de la compañía llegó en los años 70: ahí se produjo un cambio de escala debido al aumento de demanda de equipos de cubierta y máquinas auxiliares. Fue ya en los 80, cuando la firma pontevedresa apostó por comenzar a fabricar maquinaria para el sector de la maquinaria.

Crecimiento

Hoy en día, Ferri cuenta con una planta de más de 5.000 metros cuadrados ubicada en Gondomar, en la que trabajan aproximadamente medio centenar de personas.Fue en 2007 cuando la compañía pasó a estar presidida por su actual consejero delegado, Patricio Fernández, un 'hombre de la casa', ya que comenzó su andadura en Ferri en el departamento de mecánica para pasar al de exportaciones.

En 2013  Industrias Ferri absorbió Talleres Carral, empresa que se dedica a la fabricación de maquinillas, chigres y cabrestrantes. También integra y fusiona con la propia Carral una empresa naval belga del sector que pasa a denominarse Brusselle Carral Marine.

De Iberdrola a los drones

En los últimos años, la compañía ha firmado numerosos contratos de relumbrón. En 2015 entregó a Iberdrola una grúa de 63 toneladas, la más grandes fabricada en España, que tenía como objetivo un parque eólico marino en el mar Báltico, en Alemania. Un año después, la compañía acometió la botadura en aguas viguesas de Ría de Vigo, el primer dron marino construido en España, en virtud a un acuerdo de colaboración con la Universidad de Vigo. 

El pasado año, Ferri desarrolló y patentó un sistema diseñado para mejorar la seguridad de las personas en los rescates de embarcaciones precarias, como las pateras, en mar abierto. En este momento, según indica en su página web, trabaja en la fabricación del primer prototipo. El nuevo sistema trata de amortiguar las diferencias de movimiento entre el buque de rescate y la patera, de cara a garantizar la máxima seguridad para las personas y evitar accidentes.

El sistema de Ferri busca ser apto tanto para los grandes buques de Salvamento Marítimo como para otros más pequeños. Una vez que el barco rescatador avista a la patera en problemas y se acerca a ella, tiene capacidad para desplegar de su cofre una lona que se hincha y que, al mismo tiempo, sirve de lastre, siendo su contenido aire y agua. De esa forma, crea un elemento intermedio entre la patera y la embarcación de salvamento.

 

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad