Imagen del inicio de la marcha de los trabajadores de Alcoa, Ferroatlántica y Celsa Atlantic

Alcoa toca fondo: prevé pérdidas millonarias en todos sus negocios

La compañía prevé pérdidas de más de 80 millones este 2020 tanto en la planta de aluminio como en la de alúmina, que en 2019 ganó unos 40 millones de euros

Alcoa atraviesa sus momento más bajos en España justo cuando el nuevo Gobierno parece a punto de aprobar el Estatuto del Consumidor Electrointensivo, que podría traducirse en una inyección de oxígeno para un sector industrial atenazado por el precio de la electricidad. Este lunes, el presidente de Alcoa España, Álvaro Dorado, mantuvo una reunión con el comité de empresa de Alcoa San Cibrao, la planta gallega del grupo americano. Las noticias no fueron buenas. Según indicaron los representantes de los trabajadores, el directivo aseguró que las previsiones del grupo para 2020 “son muy malas”. Tanto, que prevé unas pérdidas de 80 millones de euros.

Las pérdidas llegan a la planta de alúmina

En el lamento de Alcoa hay una novedad. El grupo no solo prevé continuar perdiendo dinero con el negocio del aluminio, sino también con el de la alúmina (ambas plantas forman parte del complejo de San Cibrao). Hasta el año pasado, Alcoa capeaba las pérdidas de la factoría lucense en la división de aluminio con los resultados positivos que arrojaba la producción de alúmina, su joya de la corona. No obstante, esa vía de escape parece agotada. La caída de los precios de la alúmina ha impactado con fuerza en la compañía y para 2020 se prevé que tanto la planta de aluminio como la de alúmina acaben en números rojos.

Aunque aún no ha cerrado sus cuentas, las cifras de 2019 son reveladoras. El pasado año, las pérdidas de la planta de aluminio ascendieron a unos 63 millones de euros

Beneficios que llegaron a los 150 millones

La planta de alúmina, que transforma la bauxita que llega a través del puerto de San Cibrao (otro de los grandes afectados por la crisis de Alcoa), cerró el año con beneficios de 40 millones de euros. No obstante, según fuentes de la compañía, los resultados positivos se acumularon en la primera parte del año. En la segunda, el precio de la alúmina comenzó a caer, y con él las ganancias. En años anteriores, los resultados de esta división llegaron a los 150 millones de euros.

A pesar de la situación de la alúmina, desde el comité de empresa siguen indicando que el principal problema es el precio de la energía, que no hace competitiva la planta. Aseguran desde el entorno del grupo que el precio de la energía representa el 45% de los costes de producción de Alcoa San Cibrao y sostienen que son un 70% superiores a los que tienen que afrontar otras plantas de producción de aluminio primario radicadas en Francia y Alemania.

A la espera del estatuto

Esta es la radiografía a la espera de que el Gobierno apruebe el Estatuto de las Electrointensivas que, en cualquier caso, semeja que será inminente (la ministra Reyes Maroto aseguró al comité que se aprobaría en el primer consejo de ministros una vez conformado el nuevo Gobierno).

La gran industria consumidora de energía lo espera como agua de mayo pero, aún así, sostienen que podría acabar siendo solo un parche ya que, de momento, no han tenido acceso ni al borrador.

La reunión del presidente de Alcoa España se produce días antes de la hipotética presentación del nuevo estatuto de las electrointensiva y antes de que se reúna la mesa de seguimiento por el futuro de la compañía, a la que se sientan empresa, sindicatos, Gobierno central y administración autonómica. Será el próximo día 23 y en Lugo. La plantilla espera que, para ese momento, el estatuto ya esté aprobado.

 

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad