Las demandas de los inversores que perdieron sus acciones en el traspaso del Popular ponen su mira en Bruselas. ED-Archivo

El Popular traspasa 170 millones en créditos morosos al Pastor

stop

El activo asociado a las 26 sucursales que traspasa el Popular a Banco Pastor incluye 169,9 millones en créditos morosos, además de 29,5 millones en provisiones

Rubén Rodríguez

Las demandas de los inversores que perdieron sus acciones en el traspaso del Popular ponen su mira en Bruselas. ED-Archivo

Hemeroteca

Banco Popular

en A Coruña, 20 de abril de 2017 (05:00 CET)

El Pastor recibirá de Banco Popular 26 sucursales con un activo asociado de casi mil millones de euros. La operación estaba prevista desde que Ángel Ron, todavía ignorante de su futuro derrocamiento, aplicó un ERE para el 20% de la plantilla del grupo y acometió una reordenación de la red comercial. Si la red se mide en oficinas, es la mitad de grande que cuando el Popular absorbió a la entidad gallega. Con Ron se acordó el traspaso, que fue firmado a finales de marzo por el nuevo presidente, Emilio Saracho.

El Popular se queda solamente con seis sucursales, mientras que su marca en Galicia consigue 26 nuevos emplazamientos y 996,9 millones en activos, de los que 881,2 millones corresponden a inversiones crediticias. De esta cuantía, 169,9 millones son créditos morosos, según consta en el proyecto de segregación. Es equivalente al 17% del total transmitido. El resto está constituido por crédito “sano”, 740,8 millones, y provisiones de 29,5 millones.

De descontar el crédito moroso, el patrimonio traspasado al Pastor, 68 millones en positivo, se convertiría en negativo, pues el pasivo vinculado a las sucursales asciende a 929 millones.

Popular: traspasa al Pastor oficinas ubicadas en las siete ciudades gallegas, con cuatro sucursales de Vigo y tres de A Coruña

El Popular explicó en su momento a los sindicatos que la segregación reforzaba la apuesta por la marca Pastor en Galicia, donde operará con 202 oficinas, mientras la enseña de la matriz se borra del mapa. Tanto CC.OO. como UGT aseguran que el banco les expresó el compromiso con la preservación del empleo (tras aplicar el ERE) y con la marca Pastor.

El movimiento de sucursales afecta a cuatro en Vigo y tres en A Coruña, junto a otras 19 ubicadas cada una en un municipio gallego distinto, entre los que se encuentran las ciudades de Ferrol, Pontevedra, Ourense, Santiago y Lugo.

El proyecto especifica que las diferencias de valor que experimenten los activos y pasivos se traspasarán a la sociedad beneficiaria, en este caso, el Pastor. El cambio de cartel de las sucursules se produce cuando Saracho trata de poner en marcha su hoja de ruta para sanera el banco, que probablemente tendrá que ejecutar una nueva ampliación de capital si quiere seguir en solitario. Las tareas de limpieza del nuevo presidente han llegado por el momento a las radiales de Madrid, con la venta a pérdidas de un paquete de deuda de 125 millones, informa El Confidencial