El iPhone 6S es uno de los modelos viejos que pierden capacidad conforme sus baterías envejecen. Foto: Apple

Apple se mete en aprietos por ralentizar los modelos viejos del iPhone

stop

Apple se enfrenta a dos demandas en Estados Unidos tras admitir que sus actualizaciones de software ralentizan los iPhone viejos

Barcelona, 23 de diciembre de 2017 (18:08 CET)

Miles de usuarios de modelos viejos del iPhone realizaron una suerte de investigación civil y virtual para determinar la razón por la que sus móviles han perdido potencia y velocidad. Los resultados fueron difundidos en los foros de Reddit, y señalan como la principal culpable de la ralentización a la batería del iPhone.

No fue hasta que la prensa hizo eco de estos hallazgos que Apple se refirió al asunto, tras varios años de dudas sobre prácticas ligadas a la obsolescencia programada. La empresa confirmó que, en efecto, los iPhone más antiguos (como el 5, el 6 o el 7) se vuelven más lentos conforme sus baterías pierden capacidad.

Apple se defiende diciendo que a través de las actualizaciones de su software envía una señal al móvil para que ralentice sus procesos cuando la batería está vieja, poco cargada o fría, con el objetivo de evitar que los móviles se apaguen al tener poca capacidad para realizar múltiples tareas que consumen su energía.

"Nuestro objetivo es darle la mejor experiencia a los clientes, lo que incluye un mejor rendimiento a nivel general y prolongar la vida últil de sus dispositivos”, dijo Apple en un comunicado. De esta forma confirmó las sospechas que usuarios del iPhone 5 y 6 tuvieron el año pasado y que usuarios del iPhone 7 secundaron este año: que sus móviles estaban más lentos que antes.

Dos demandas contra Apple alegan que ralentizó modelos viejos del iPhone para obligar a los clientes a comprar el nuevo

Si bien la empresa alega que está en lo correcto al implementar estas medidas, la admisión ha sido recibida con al menos dos demandas en Estados Unidos de clientes que alegan que las actualizaciones del iOS del Apple estaban "forzando fraudulentamente a los usuarios a comprar el último modelo del móvil”.

"Apple lanzó con conocimiento y de forma intencional las actualizaciones de software del sistema operativo para iPhone 5, iPhone 6 y ciertos teléfonos iPhone 7 que ralentizaron las velocidades de rendimiento de las unidades de procesamiento central de estos dispositivos”, lee una de las demandas.

El colaborador de Forbes Adam Sarhan escribió una columna al respecto y señaló que Apple no es el único gigante tecnológico que aplica la obsolescencia programada.

"Las empresas de tecnología son famosas por forzar a los clientes a actualizar sus productos. Así es como las compañías hacen dinero. Por eso, la obsolescencia programada está aquí para quedarse. De hecho, se podría argumentar que la obsolescencia programada es buena para los inversores pero no para los consumidores”, dijo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad