El alcalde de Vigo, Abel Caballero, y la presidenta de la Diputación y edila viguesa, Carmela Silva, junto al concejal Ángel Rivas, en el acto de inicio de colocación del alumbrado navideño, el 19 de agosto de 2020 / E.P.

Vigo prepara otra ‘super Navidad’ pese al coronavirus

Abel Caballero promete grandes medidas de seguridad en un evento que genera fuertes aglomeraciones y pensado para atraer visitantes

La incertidumbre sobre la evolución de la pandemia no frena los planes del alcalde de Vigo, Abel Caballero, para poner en marcha una gran celebración de Navidad, uno de los programas que más popularidad y minutos en los medios de comunicación ha conseguido para la ciudad.

El regidor ha avanzado importantes medidas de seguridad en un evento que, según los datos del propio Concello, atrajo el año pasado dos millones de visitantes.

El alcalde socialista ha avanzado que está en proceso de tramitación la instalación de cámaras para controlar el aforo en ciertas calles, donde la aglomeración de gente es mayor debido a la instalación del alumbrado, los elementos ornamentales y otras atracciones.

El Ayuntamiento estudia también la posibilidad de instalar semáforos en los accesos a esas calles para informar sobre la ocupación.

Una cabalgata que no cabalga

A pesar de que Abel Caballero mantiene sus planes, la Navidad no será la misma en medio de la pandemia. La cabalgata de Reyes se modificará y ya no realizará el tradicional recorrido por el centro de Vigo, sino que las carrozas y el séquito quedarán "estáticos" en alguna calle "ancha" de la ciudad, y serán los visitantes los que, haciendo cola y guardando la distancia, vayan pasando para verlas.

Con respecto al encendido del alumbrado, Caballero no aportado detalles, pero ha apuntado la posibilidad de que el acto se haga con un aforo reducido de unas 400 personas, sentadas en sillas separadas, "en lugar de 150.000".

La Navidad de Vigo, por televisión

Toda esta planificación queda a expensas de la evolución del Covid-19, que la Xunta da por hecho que irá a peor, al menos, en las próximas semanas. En el informe del día 14 del comité clínico, apuntaba que la tendencia a estar en lugares más cerrados durante esta etapa del año, así como la convivencia del coronavirus con la gripe, incrementaba los riesgos. A esto se suma que los principales focos de contagios, según el Gobierno gallego, son las reuniones sociales y familiares, uno de los aspectos que caracteriza la celebración de la Navidad.

Abel Caballero sabe esto, pero está determinado: "España va a ver las luces de Vigo. Si la gente no puede venir, iremos nosotros", proclamó. El alcalde apuntó a la retransmisión por televisión del encendido de luces, así como por otros medios telemáticos.

 "La seguridad va a ser total", insistió.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad