Entierro simbólico del paritorio de Verín con miles de personas / Brais Lorenzo (EFE)

Verín entierra su paritorio

Familias y usuarios del Hospital de Verín piden una pronta resurrección para el paritorio que cerró la Xunta

Algo más de mil personas participaron en el entierro simbólico del paritorio de Verín, un nuevo acto de protesta contra la decisión de la Xunta de cerrar el servicio, lo que obligará a las embarazadas a desplazarse un mínimo de 70 kilómetros para dar a luz. Familias y usuarios del hospital de la localidad ourensana protagonizaron una singular comitiva encabezada por un coche fúnebre que portaba el ataúd y plañideras.

Una esquela expresaba la confianza de los vecinos en una pronta resurrección del servicio. El cadáver fue trasladado al hospital donde procedieron a “los responsos” e “invocaron la resurrección, que es lo que busca "toda la población de Verín”, ha explicado la integrante de la plataforma sanitaria, Yolanda Domínguez.

Durante el recorrido, desde la Plaza Mayor de Verín hasta el hospital comarcal, corearon gritos de “Verín non se pecha”,  así como de “dimisión” en alusión al gerente de la Estrutura Organizativa de Xestión Integrada (EOXI) de Orense, Verín y O Barco, Félix Rubial; el consejero de Sanidad, Jesús Vázquez Almuíña, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, como máximo representante del Gobierno gallego.

637113419064890556w

Miles de personas acuden al entierro simbólico del entierro de Verín (Brais Lorenzo/EFE)

Puede ocurrirle a otras localidades

La secretaria de la comisión delegada del hospital ha destacado la implicación de toda la ciudadanía de la comarca contra la decisión de la gerencia de suprimir el servicio de partos en el hospital y ha resaltado las “ganas” de “mantener esto vivo”. De hecho, este lunes está convocada una reunión de las plataformas sanitarias de toda Galicia en Verín y, especialmente, donde hay hospitales comarcarles, puesto que según Domínguez: "Hoy nos tocó a nosotros” pero “mañana” puede ocurrirle a otras localidades.

Una usuaria del hospital, Raquel Adolfo, que está embarazada de cinco meses y que se ve por tanto afectada por la supresión del paritorio, ha trasladado su “frustración” tras recordar que en estos 25 años de servicio “nunca” hubo “ningún” problema. A este respecto, ha advertido de que el problema ya no es sólo que cierren este servicio sino las dificultades por tener que desplazarse en algún caso distancias de “hora y media” para llegar al “hospital de referencia”.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad