El conselleiro de Sanidad de la Xunta, Jesús Vázquez Almuíña, durante una intervención en el Parlamento de Galicia | EFE

Terremoto en Galicia por la muerte de un paciente sin recibir atención médica

stop

La familia llevará al Sergas al juzgado tras confirmar la autopsia que el fallecido murió atragantado sin que hubiera ningún médico en el centro sanitario

en A Coruña, 08 de agosto de 2018 (16:52 CET)

Un hombre de 65 años falleció en el Punto de Atención Continuada (PAC) de A Estrada (Pontevedra) sin que hubiera ningún médico en el centro sanitario. El pasado sábado solo trabajaba una doctora que se encontraba fuera de las instalaciones para atender una urgencia. El paciente sufrió un desvanecimiento y recibió asistencia de una enfermera, que se encontraba en la sala de espera “como paciente”, según reconoció el Sergas. Cuando los médicos llegaron al PAC no fueron capaces de reanimarlo.

La Consellería de Sanidade dijo que los médicos llegaron en diez minutos desde el desvanecimiento, aunque los familiares del fallecido aseguran que en el centro no hubo ningún médico durante dos horas. La autopsia preliminar confirma que el vecino de la localidad de Vinseiro, José Manuel Brey, murió asfixiado mientras esperaba al médico, por "una obstrucción de las vías respiratorias". La familia ha manifestado que llevará al Sergas ante los tribunales, ahora que tiene la certeza de que “una traqueotomía” podría haberle salvado.

Como primer paso presentará una denuncia ante la Guardia Civil. Agentes estaban en el centro médico cuando sucedieron los hechos. "Fue la Guardia Civil la que levantó a mi padre del suelo, la médica no estaba desde las cinco de la tarde, fueron ellos los que levantaron el cuerpo de mi padre y lo pusieron en una camilla, que era donde debía de haber estado", relató la hija del fallecido, Demelsa Brey.

Denuncias por falta de personal desde junio

El caso ha provocado un terremoto en Galicia, pues ya desde junio facultativos de los PAC vienen denunciando la falta de personal para cubrir las vacaciones de verano. Hay algunos MIR trabajando, pero estos escogen gerencias sanitarias con mejores condiciones o, directamente, la sanidad privada, lo que provoca problemas  en determinadas zonas.

La gestión de la sanidad ha sido un quebradero de cabeza para Núñez Feijóo, que vio como imputaban a tres altos cargos de Sanidad por, presuntamente, retrasar la tramitación de medicamentos contra la Hepatitis C; destituyó a su conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, por el caos en la puesta en marcha del nuevo hospital de Vigo; y recibe todos los años críticas de los profesionales por el colapso de las urgencias o la falta de personal en los centros, a las que se sumaron las movilizaciones por la reforma de las áreas sanitarias.

El caso llega a la Fiscalía

El PPdeG envió un mensaje a través de su secretario xeral, Miguel Tellado, de que no se hiciera una “utilización política” del suceso, pero hasta los propios familiares han pedido responsabilidades a la Administración. La oposición solicitó la comparecencia del Conselleiro de Sanidade, Vázquez Almuiña, para dar explicaciones sobre lo acontecido.

El Defensor del Paciente envió una misiva al fiscal superior de Galicia, Fernando Suanzes, para pedirle que investigue el fallecimiento y pidió la destitución del conselleiro por su “nefasta gestión”. “Hemos llegado a una situación casi tercermundista en la que las personas pierden su vida por una gestión ineficaz”, lamentaron.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad